Política Genocida

                  En los últimos 40 años, se han producido 1.720 millones de asesinatos de niños y niñas inocentes, mediante el aborto. Genocidio infernal. El Dr. Brian Clowes, que es el  Director de educación e investigación del Human Life Internacional, ha investigado el número de abortos provocados en el mundo desde el año 1973. El resultado es ese número infernal, escalofriante.

                  Los culpables de estos crímenes tienen nombres y apellidos que se ocultan en palabras como ONU, el parlamente, democracia, pero de Dios nadie se burla. Y ante El, han de dar razón de la sangre de estos inocentes.

                  El presidente de la Subcomisión Episcopal Española de Familia y Vida, Monseñor Juan Antonio Reig Pla, ha manifestado su deseo de que llegue pronto el día en que sean abolidas: “todas las leyes que en España, permiten la muerte de seres inocentes en el seno de sus madres o todas aquellas que puedan por acción u omisión promover la muerte de ancianos o enfermos”. Día soñado, que no llegara jamás, mientras que en un Estado permanezca este sistema político basado en la mentira y la corrupción.

                  La partidocracia totalitaria reinante, seguirá con las leyes antihumanas de Reproducción Asistida y de Investigación con Embriones, de Investigación Biomédica y la ley orgánica en Salud Sexual y Reproductiva, y de la Interrupción Voluntaria del embarazo. Porque todos los partidos, con representación parlamentaria, están de acuerdo en mantener estas leyes que “amenazan la vida humana en España”, como afirma monseñor Reig Pla.

                  No hay “aborto de izquierdas” y “aborto de derechas”, ni “mal menor” y “mal mayor”. Hablar en estos términos es de hipócritas. El aborto siempre es un asesinato de niños inocentes, venga de donde venga. No se puede votar a esos partidos que legislan abiertamente contra el quinto mandamiento de la Ley de dios. ¡Nunca!.

                  “El aborto voluntario es moralmente un homicidio con todas las agravantes. Se ha dicho con razón que es peor que el terrorismo. Se priva de la vida a un ser humano inocente en el momento de mayor indefensión, a manos de aquellos a  quienes esta confiada precisamente su pervivencia y desarrollo. Si una mujer puede disponer de esta vida, por su propio interés. ¿Por qué no habrían de disponerse otros ciudadanos, también por su internes, de la vida de los que proponen esa ley o cualquier otra persona? Entraríamos así en el campo de la inmoralidad y por tanto en la negación de toda dignidad o derecho inalienable de la persona humana” (Monseñor José Guerra Campos, 28 de enero de 1983).

                  Los  mismos que rechazan en tiempos de paz, para el caso límite de la pena de muerte  para los agresores propugnan infligir la muerte en “caso límite” a los inocentes. No solo es una contradicción, sino además, una perversión del criterio. Pues el primer caso pertenece al juicio prudente sobre si se cumplen o no las condiciones (históricamente cambiantes), para que sea licita la aplicación excepcional de una potestad de defensa. (Así lo entiende en España la excepción constitucional). Lo segundo está fuera de toda potestad humana” (Monseñor Guerra Campos). Perversión del entendimiento del sentimiento y del corazón. Para mí, no hay la menor duda: el diablo está presente en el aborto, lo promueve, lo pone en práctica.

                  “Sacrificaron a sus hijos y sus hijas a los demonios: derramaron sangre inocente: la sangre de sus hijos y de sus hijas, sacrificándolos a los ídolos y quedó la tierra contaminada por su sangre” (Salmo 105, 37-38).

                  “La vida de un niño prevalece sobre todas las opiniones: no se puede invocar la libertad de pensamiento para arrebatársela” (Santa Sede). El aborto es un crimen abominable (Vaticano II) ¡Nunca se puede legitimar la muerte de un inocente!” (Juan Pablo II).

Pidamos todos al Señor, y a la Madre del Amor Hermoso, que nos iluminen en la oscuridad, nos fortalezcan en esta guerra de Dios y nos acompañen siempre en nuestra lucha en estos nobles combates de la fe.

P. Manuel Martínez Cano, mCR

1 Comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Política Genocida

  1. Pingback: Artículos de la semana (24/04/2013) | Blog del P. Manuel Martínez Cano

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s