P. Manuel Martínez Cano, mCR.

¡Viva Cristo Rey!

¡Viva María Reina!

¡Viva San José, Padre adoptivo de Nuestro Señor Jesucristo!

Gracias, muchas gracias por vuestras oraciones

Me falta “hierro”. Si os sobra a vosotros algún tornillo ya sabéis. Me lo comeré con gusto.