Pensar-demasiado4José

Como vuestros Padres fundadores bien sabían, la democracia sólo puede florecer cuando los líderes políticos, y los que ellos representan, son guiados por la verdad y aplican la sabiduría, que nace de firmes principios morales, a las decisiones que conciernen la vida y el futuro de la nación.

Benedicto XVI a los norteamericanos

La dirección de los partidos políticos tiende naturalmente a tomar una forma oligárquica. Una verdadera clase de jefes se constituyen en una casta más o menos cerrada, en un círculo interior de acceso difícil. Este fenómeno se aplica, tanto a los jefes aparentes como a los reales, tanto a los dirigentes autocráticos como a los democráticos.

Duverge

El pensador Nicolás Berdiaeff manifestaba que el Parlamento era un instrumento de la dictadura de los partidos políticos.

La representación orgánica en las Cortes consiste en representar los intereses del individuo en cuanto perteneciente  a un grupo que conoce y al que pertenece.

Álvaro Rodríguez Núñez

El primer mito democrático es el de que el pueblo tenga la soberanía, el poder político. En el fondo, en la democracia quienes gobiernan son las élites políticas, que son las que compiten por el voto del pueblo en una lucha competitiva electoral.

Felipe Giménez Pérez

Al morir el general Franco, salvo ETA, muy circunscrita en su actividad y casi extinguida, no existía ningún problema nacionalista, aunque hubiese nacionalistas o incluso algún gobierno fantasma en el exilio.

Dalmacio Negro

La nueva generación de terroristas procede de la kale borroka; han fracasado en el Instituto y optan por la calle, y no tienen sustento ideológico. Estamos ante un perfil humano que es muy difícil de reinsertar en la sociedad.

José Luis Orella

Todos los que hemos dado la cara contra el terrorismo hemos sido castigados por el poder social, político y cultural del País Vasco. Siempre se ha escrito desde el punto de vista del que dispara, aunque el protagonista real siempre haya sido el miedo. Existe una dictadura del miedo y un silencio cómplice espantoso.

Raúl Guerra Garrido

Siempre detesté el lado anti-hombre de esas feministas de izquierda que odian el matrimonio y a los hijos. Las mujeres no podemos avanzar separadas de los hombres. Simone de Beauvoir era una feminista que detestaba ser mujer; el ideal de pareja Sartre – Beauvoir se trataba de un camelo.

Doris Lessing