La Virgen de Nazaré – PORTUGAL

La leyenda

Cuenta la Leyenda de Nazaré que al nacer del 14 de septiembre de 1182, D. Fuas Roupinho, alcalde del castillo de Puerto de Mós, cazaba junto al litoral, envuelto por una densa niebla, cerca de sus tierras, cuando avistó un venado que de inmediato comenzó a perseguir. El venado se dirigió hacia la cima de un acantilado. D. Fuas, en medio de la niebla, se quedó aislado de sus compañeros. Cuando se dio cuenta estaba en el borde del acantilado, al borde del precipicio, en peligro de muerte. Estaba al lado de una cueva donde se veneraba una imagen de Nuestra Señora con el Niño. Rogó entonces, en voz alta: Señora, Valei-me!. De inmediato, milagrosamente, el caballo se detuvo, clavando las patas en el peñasco, suspenso sobre el vacío, el Pico del Milagro, salvándose así el jinete y su montura de una muerte cierta por una caída de más de cien metros.

D. Fuas desmontó y descendió a la cueva para rezar y agradecer el milagro. De seguida mandó a sus compañeros llamar albañiles para construir una capilla sobre la cueva, en memoria del milagro, la Ermita de la Memoria, para ahí ser expuesta a la veneración de los fieles la milagrosa imagen. Antes de cerrar la cueva los albañiles deshicieron el altar allí existente y entre las piedras, inesperadamente, encontraron un cofre en marfil conteniendo algunas reliquias y un pergamino, en el cual se identificaban las reliquias como pertenecientes de Son Brás y Son Bartolomeu y se relataba la historia de la pequeña imagen esculpida en madera, policromada, representando a la Santísima Virgen María sentada en un banco bajo amamantando al Niño Jesús.

Según el pergamino, la imagen habría sido venerada desde los primeros tiempos del Cristianismo en Nazaré, en la Galilea, tierra natal de Virgen María. En el siglo V, el monje griego Ciriaco la transportó hasta al monasterio de Cauliniana, cerca de Mérida. Allí permaneció, hasta el 711, año de la batalla de Guadalete, después de la cual desbaratadas por los musulmanes, las fuerzas cristianas huyeron desordenadamente hacia el norte. Cuando la noticia de la derrota llegó la Mérida, los monjes de Cauliniana se prepararon para abandonar el monasterio.

Sin embargo D. Rodrigo, el rey cristiano derrotado, consiguió escapar del campo de batalla y disfrazado de mendigo se refugió de incógnito en Cauliniana. Al confesarse a uno de los monjes, frei Romano, tuvo que decir quién era. El monje le propuso entonces, huir juntos hacia el litoral atlántico y llevar consigo la muy antigua imagen de Nuestra Señora de Nazaré, que se veneraba en el monasterio con fama de muy milagrosa.

El 22 de noviembre del 711 llegaron a su destino y se instalaron en el monte Seano, hoy Monte de Son Bartolomeu, en una iglesia abandonada que allá encontraron. La existencia de un monasterio en las inmediaciones, del cual subsiste la iglesia de Son Gião, debe haber sido un factor determinante para la elección de este destino final de la fuga.

Pasado poco tiempo se separaron para vivir como eremitas. El rey se quedó, el monje llevó consigo la imagen y se instaló, a tres kilómetros del monte, en una pequeña cueva en el tope de un acantilado sobre el mar.

El rey Rodrigo pasado un año decidió abandonar la región. Frei Romano continuó viviendo en la ermita subterránea hasta a su muerte. La sagrada imagen de Nuestra Señora de Nazaré continuó sobre el altar donde el monje la colocó hasta que en 1182 fue cambiada hacia la capilla que D. Fuas mandó construir sobre la cueva. La imagen permanece pues, desde 711-712, en el mismo sitio, el sitio de Nazaré.

En 1377, el rey D. Fernando (1367-1383), debido a la significativa afluencia de peregrinos, mandó construir, cerca de la capilla, una iglesia en la cual fue instalada la imagen de Nuestra Señora de Nazaré, transcurriendo esta denominación, de su lugar de origen, la aldea de Nazaré en la Galilea.

Sabaticas 212

«Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre».

El Consiliario

* San Pablo VI: «El desequilibrio primero y más común es el de no pensar frecuentemente, en nuestra vida futura».

* «Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador porque ha mirado la humildad de su esclava» (Lucas 1, 47-48).

* «Reconoce pues, en tu corazón que el Señor, tu Dios, te ha corregido, como un padre corrige a su hijo para que observes los preceptos del Señor» (Deuteronomio 8, 5).

* Hoy, más que nunca, es necesario que los hijos de María Santísima militemos bajo su bandera para que Cristo reine en todos los corazones y en la sociedad. Sí: La Nueva Cristiandad.

* «Ahora tenéis tristeza; pero de nuevo os veré, y se alegrará vuestro corazón y nadie será capaz de quitaros vuestra alegría. Os digo estas cosas, para que Mi alegría esté en vosotros y así vuestra alegría sea completa» (Juan 15, 11).

* España somos los que amamos su historia hermosa. Aprendamos de nuestros mayores. Si ha padecido España se debe a «haberse ocupado demasiado de los demás pueblos y demasiado poco de sí misma». ¡Viva la Hispanidad! (Ramiro de Maeztu).

* Aristóteles definió al hombre: «animal racional». Para algunos el hombre es un extraño, un desconocido. El hombre ha sido redimido por Jesucristo. Ha sido llamado a la unión con Dios por la gracia santificante y destinado a gozar de la Santísima Trinidad eternamente.

Franco en Directo 134

Falange es un Movimiento y no es un partido

Sabéis que la Falange es un Movimiento, que no es un partido, y que por ser un Movimiento al servicio de la Patria aspira a la unidad de los hombres y de las tierras de España. No constituimos una organización hermética; somos una comunidad en espíritu de servicio, con las puertas abiertas a la colaboración de los españoles, con los corazones dispuestos a acoger en ella todas las inquietudes de la Patria, todas las ansias de nuestros hermanos, los anhelos de los que sufren y de los que padecen hambre o sed de justicia. Somos la proyección en el tiempo de una revolución; no de una revolución que pasa, sino de una revolución que perdura y que marcha. Para que esta revolución no pueda malograrse y pueda llenar nuestra misión, tenemos que mantener siempre el espíritu tenso y ser lo que con frase feliz concibió José Antonio: «Mitad monjes y mitad soldados.» Y esto no quiere decir el vestirnos con un uniforme o un ropaje determinado, sino que hay que tener a sobriedad y la renunciación del monje y la disciplina y las virtudes del toldado.

(15-V-1955: Madrid.- Acto de la Jura de nuevos Consejeros del Movimiento.)

Chispicas 325

«Fijaos en la higuera o en cualquier árbol: cuando echan brotes, os basta verlos para saber que el verano está cerca. Pues, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios. Os aseguro que antes que pase esta generación todo eso se cumplirá. El Cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán».

Padre Martínez Cano, m.C.R.

* «¿Qué aprovecha el hombre ganar el mundo entero si pierde su alma?» Son palabras de Jesucristo.

* Mossèn Pere me ha dicho que el Ayuntamiento ha prohibido que los Reyes Magos entre en la Iglesia.

* «Sabed que el yugo de Cristo es suave. Y que sólo en Él tendremos el ciento por uno, aquí y ahora y después la vida eterna. No tengáis miedo a ser santos» (San Juan Pablo II).

* Concilio Vaticano II en su constitución dogmática sobre la Iglesia proclama la universal vocación a la santidad… «Sed pues, vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es Perfecto».

* La fe en la existencia del Purgatorio aparece ya en el Antiguo Testamento: «Por eso mandó Judas Macabeo hacer este sacrificio expiatorio en favor de los nuestros para que quedaran librados del pecado» (2ª Macabeos 12, 46).

* «Creemos que… los que verdaderamente arrepentidos murieron en caridad, antes de haber satisfecho con frutos dignos de penitencia por sus pecados de obra u misión, que sus almas son purificadas después de la muerte con las penas de Purgatorio» (Concilio de Lyon).

Cosicas 39

SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA, Virgen y Mártir

Mossèn Manel

* En la segunda carta de la madre de la niña brutalmente agredida en Igualada le dice a Pedro Sánchez ¿puedes dormir por las noches?

* Servir a Dios es hacer lo que Él quiere y como quiere. «Nos hiciste Señor para Tí y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en Tí».

* San Ignacio de Loyola dice: «Que el hombre ha sido creado por Dios para alabar hacer reverencia y servir a Dios y mediante esto salvar el alma».

* Las devociones, las fiestas y las procesiones; esas revelaciones del espíritu religioso del pueblo que tanto asquean a los protestantes, los humanistas y los burgueses individualistas. Florecieron en el pueblo español.

* Los animales ignoran su fin y se dirigen a él impulsados por el instinto que Dios ha dejado en su naturaleza. Las personas tienden a su fin dándose cuenta con su entendimiento y realizándolo libremente con su voluntad. Nuestro fin es la vida eterna.

* «El mismo Concilio de Trento no habría podido llevar a Cabo esa tarea si desde mucho antes no le hubiesen empujado a ello activas fuerzas externas siendo la influencia española probablemente la más importante de todas» (Juan Fernando Segovia – Revista VERBO).