guerra camposJosé Guerra Campos
Obispo de Cuenca
Separata del “Boletín Oficial del Obispado de Cuenca”
septiembre de 1974

4º En cuanto al sentido de la acción apostólica dentro de organizaciones civiles, el Cardienal Primado decía en 1945, refiriéndose a la Sindical: «Cuando un Gobierno católico pide asesores eclesiásticos para una Organización Sindical que quiere ser católica, pero que tiene, además, determinados matices que escapan a la esfera religiosa, la Iglesia los concede, pero para que en ella prediquen las doctrinas de la Iglesia y enseñen la moralidad, la religión y la práctica de la misma (…). Vais a ella no como miembros de un partido, ni como funcionarios del Estado, sino como sacerdotes, enviados por Vuestros respectivos prelados…».

Y el Obispo asesor nacional eclesiástico dice en 1948 a los Dirigentes Sindicales: «Venimos a predicar el reino de Dios, a montar la guardia para custodiar defender y propagar los valores eternos de que el hombre es portador. El día en que entre vosotros no se hablara y no se defendieran los valores morales del hombre y no se custodiara diligentemente ese tesoro de los valores eternos, se habrían disipado las esencias espirituales del Movimiento».