miguicasPadre Martínez m.C.R.

Me ha dicho un anciano sacerdote: una pastoral que no lleva a las almas a la confesión, a la gracia divina, es una pastoral enferma.

*

“yo soy el que soy”, dice Dios a Moisés. Dios es. Nosotros, por sí mismos, no somos nada. Pero somos y existimos para Dios.

*

El doctor en psicología y psiquiatría Don Juan José López Ibor, dice: “El dialogar con Dios transforma la frustración en humildad y la angustia en gracia”.

*

Vivimos en la era atómica ¿cuándo terminará? No lo sabemos. Puede ser mañana. Dios lo sabe. Estamos en las manos de Dios.

*

En la tempestad del lago de Genesaret. Jesús dice a los apóstoles: “¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?” La cobardía es falta de fe.

*

Si le damos vueltas, es peor: No somos del mundo, somos de Dios. Vivamos como hijos de Dios y de María Santísima. No vivamos jamás como mundanos. “No sois del mundo” nos dice nuestro Rey y Señor, Cristo.

*

Es verdad, hemos nacido para no morir. Tras la muerte seguimos viviendo eternamente. Dios que nos da la vida temporal nos da la vida eterna.