Padre Cano, m.C.R.

Los cristianos, desde siempre, han trabajado para redimir al mundo de sus miserias y sus pecados.

*

La sociedad del bienestar ofrece continuamente muchos placeres. ¡Fuera inhibiciones! y a vivir como animales.

*

La caridad no es humana, es superhumana. Es un don de Dios que los hombres pueden actualizar y vivir cada día.

*

Una vida sin sentido, que termina con la muerte, es un nihilismo que amarga la existencia de los hombres.

*

Políticos, apolíticos y etc… gritan, regritan y replican: ¡justicia! Señores, no hay justicia donde no hay caridad.

*

La verdad debe abrirse camino por todos los medios lícitos que tenemos en nuestras manos.

*

Es tremendo que en la era de la ciencia, la sociedad se dirija por lo que diga una mayoría, manipulada por la propaganda política.

*

El progreso indefinido no lleva a una felicidad futura inexistente. Sólo en la bienaventuranza del cielo, encuentra el hombre su felicidad.

*

Los pregoneros de la “razón pura” sin aditamento religioso alguno, son, a mi entender, los que vive más de creencias irracionales. Creen que el universo se ha hecho solo.

*

Mienten o yerran los que no creen en la vida eterna. Jesús no miente, ni se equivoca. Él nos ha hablado del Cielo y del infierno eterno.