Padre Martínez m.C.R.

La Teología Católica de la liberación es la teología de la liberación del pecado. De los ricos y de los pobres. No lucha de clases marxista en aldeas, pueblos y capitales.

*

Los de la ideología de género parten del presupuesto de Marx: “lo importante no es interpretar el mundo, sino cambiarlo”. Esposas contra esposos, hombres contra mujeres… Trocitos de carne por aquí y por allá: ¡Milagro científico!

*

A mi entender, no es ecumenismo caminar todos juntos. Ecumenismo es evangelizar para que todos los que tienen fe entre en la única Iglesia fundada por Cristo: La Católica, Apostólica y Romana.

*

 La Iglesia Católica es un pueblo de mártires, santos, héroes, vírgenes, matrimonios; También ha habido herejes y apóstatas. Si no se convierten, se condenan para siempre en el infierno.

*

 Podemos imaginarnos lo que es una sala de torturas por las checas comunistas, las cámaras de gas nazis, las torturas de nuestros mártires; pero no podemos imaginarnos los terribles y eternos sufrimientos de los condenados en el infierno.

*

 No es lo mismo coraje que valentía, ni importante que imprescindible. El acto de contrición perdona los pecados, pero es imprescindible que después se manifiesten al ministro del sacramento de la penitencia.