El Párroco

Jesucristo, ten misericordia de nosotros.

*

En el Cielo veremos a Dios. En la tierra creemos a Dios.

*

Dios vela continuamente por nosotros. Quiere nuestro bien.

*

Hay pecados y malas acciones que oscurecen la vista y corrompen el corazón.

*

Quién no cree en Dios, imagina que sólo existe él, o que todo se ha hecho sólo.

*

Se ven pocos rostros alegres y sonrientes: solteros, casados, eclesiásticos. Jesús quiere vernos contentos. Sonriamos

*

No creemos por la evidencia las cosas divinas. Es nuestra voluntad la que acepta la fe que nunca contradice a la razón.

*

La indiferencia que enseña San Ignacio de Loyola es identificarnos con la voluntad de Dios. Hacer siempre y en todo la voluntad de Dios.

*

Hay una Sinagoga de Yahvé-Dios. Y otra sinagoga de Satanás. Está escrito en la Sagrada Escritura: “salieron de entre nosotros pero no eran de los nuestros”.

*

Las almas santas se ven llenas de miserias e impurezas. Están tan cerca de Dios que en verdad, así son. Lo que no ven es que Dios las está transformando con su hermosura divina.