Pablo

Desde su nacimiento la Iglesia sufre persecución

Por supuesto que nada es nuevo: este panorama, estas intenciones y estas planificaciones son muy antiguas -desde su mismo nacimiento la Iglesia sufre persecución, y martirio sus hijos e hijas-; son repetitivas, y tan poco originales -en estos campos está todo inventado ya-, que, la verdad, son en exceso cansinas. Amén de inútiles: no se conoce de ninguna persecución que haya triunfado hasta el punto de que allí ya no crezca ni una brizna de vida cristiana. Se cumple, y se cumplirá siempre hasta el final de los tiempos que, “la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos” (Tertuliano, cristiano y abogado, c.150-225 OC). (José Luis Aberasturi – INFOCATÓLICA)

Renacimiento y la Reforma

El Renacimiento y la Reforma, rompiendo la unidad espiritual de la Cristiandad, dejan en el mundo europeo muchos demonios sueltos…

En efecto, si el protestantismo afirma la conciencia individual frente a la autoridad de la Iglesia, en materia de fe y costumbres; si la Tradición no vale, ni es criterio válido para la fe y la conducta; si propiamente no hay ya Iglesia, sino sólo Dios, Escritura y conciencia personal; si no hay en el mundo quien pueda distinguir con certeza, con autoridad divina, la verdad del error, el bien del mal… queda entonces el libre examen abandonado a su propia fuerza destructora. (Alonso Gracián – INFOCATÓLICA)

24  Pudor y castidad

El espectáculo que algunas jovencitas cristianas y sus acompañantes dan a veces, concretamente, en las celebraciones parroquiales de la confirmación y del matrimonio, es hoy con frecuencia una gran vergüenza para la Iglesia, y hace pensar si la palabra sacramento no se habrá cambiado en sacrilegio. Apostasía e impudor van de la mano. (José María Iraburu)

Amor y compasión de Cristo

La necesidad de acompañamiento, por último, el documento explica cómo hay que cuidar y acompañar. “Está claro que estas personas con disforia de género sufren mucho y deben ser tratadas con  gran compasión y simpatía. Sin embargo, se debe hacer el intento de disuadirles de acciones que finalmente pueden causar daños irreversibles a su persona. Hay que estar siempre con ellos en sus dificultades y ayudarles a tomar decisiones verdaderamente terapéuticas. Incluso cuando se han realizado acciones con un daño irremediable, hay que seguir acompañándolas y mostrarlas el amor y la compasión de Cristo”. (National Catholic Biothics Center)

El origen del mal es el demonio

¿Acaso no existe también el mal como consecuencia de la propia decisión y en ello nada cuentan los demonios? El origen del mal es el demonio, así como también del infierno. Dios nos dio el libre albedrío. Esta cualidad nos lleva a tomar decisiones: algunas apuntan al bien (Dios) y otras al mal (Demonio). No tener conciencia de que el diablo está detrás del mal es dejarle la puerta abierta para que entre en nuestra casa. ¿No es más sabio acaso poner el foco en identificarse con Cristo que andar fijando la mente y el día a día en los demonios y sus ataques? Nuestro foco debe ser Cristo. Sin embargo, el mismo Cristo reveló la existencia del demonio y lo combatió. Si lo hizo es por algo. Olvidarse del demonio, no combatirle o tenerle miedo es desconocer las enseñanzas de Cristo. (Portaluz –MERIDIANO CATÓLICO)

Satán jefe de la Masonería

Por ejemplo, muchas veces he tratado, con escaso éxito, de explicar qué es la nebulosa del Nuevo Orden Mundial (NOM), la nueva configuración de la masonería y de Satán. Bueno, pues resulta que Bárcena lo descubre, describe, y demuestra. Es verdad que el NOM no es una conspiración, sino un consenso. En la sociedad-Internet el liderazgo no inicia los procesos sino que líder es quien sabe ponerse a la cabeza de una manifestación convocada de forma anónima. Perdón; aparentemente anónima. En su raíz sí hay conspiración, porque sólo una inteligencia de primerísimo nivel puede catapultar ese consenso nacido de millones de voces, convertirlo en un dogma, teledirigirlo y utilizarlo. Sí, el jefe del NOM, que es como ahora denominamos a la masonería internacional, es Satán. (Eulogio López – HISPANIDAD)

 

 

 

Financiación del aborto

Estaremos obligados. Nos obligarán nuestro Estado, la Unión Europea y los organismos internacionales. Hace unos días el Parlamento europeo solicitó aumentar la financiación del aborto en el mundo para compensar los cortes de la nueva administración americana. Miremos a nuestro alrededor: no hay una gran toma de conciencia de la situación. ¿Verdaderamente creemos que se puede afrontar esta situación sólo con el diálogo? No sabemos si habrá diálogo y cuál será el nivel más allá del cual los católicos dirán que “no” y se eximirán del mismo. ¿Qué umbral hay que superar para que se diga “no” al Estado o “no” a Europa? (Stefano Fontana)