chispicasMartínez Cano, m.C.R.

Sacerdote de siempre

Lo he oído y leído infinidad de veces: “hay que formar a los religiosos de hoy y sacerdotes de mañana”.

El Concilio Vaticano II ha dicho que debemos volver a los fundadores y fundadoras de los Institutos religiosos  y órdenes religiosas y a las enseñanzas de los sacerdotes santos.

La Sagrada Congregación de Seminarios y Universidades en 1960, con motivo del tercer centenario de San Vicente de Paul, afirmó: “Antes de procurar-fundándose en métodos de dudoso valor-formar al sacerdote de hoy, empleemos todo nuestro esfuerzo en formar el sacerdote de siempre.

La persona y el amor

Estoy leyendo un artículo colocado en el tablón del Centro San Estanislao de Kostka. Se acerca una niña de tres años y me dice: ¿qué haces? – contesto, estoy leyendo. Y sigo leyendo. Otra pregunta, ¿Qué lees? La miré y recordé lo que el P. Alba nos decía “Lo importante son las personas, aunque estemos rezando se deja la oración y se atiende al prójimo”.

Así lo debemos hacer porque, aun humanamente, salimos ganando espiritualmente y cumplimos con el mandamiento del Señor: “Amaos los unos a los otros”.

Llorar y reír

No es difícil distinguir la risa de un corazón noble en el rostro de cada persona, de la risa nerviosa, histérica. . El mundo dice que lo importante es reír, reír y reír. Y Cristo dice: “¡Ay de vosotros los que ahora reís!” (Lc. 6, 25). Y en las Bienaventuranzas Jesús afirma: “Bienaventurados los que lloran”. No como los niños, que no saben por qué lloran. Son bienaventurados los que lloran por ser perseguidos y torturados por los enemigos de Cristo. En el Cielo serán eternamente felices.

Cabezón de melón

 Predicaba en un pueblo con las misioneras de las Doctrinas Rurales, visitábamos enfermos. Me dicen: vamos a visitar a este señor aunque no está enfermo.

Pasamos, hablamos, y se quedó en sus treces: “La Iglesia es de los ricos no hace nada por los pobres”. Me niega  la labor de los misioneros, la obra extraordinaria de Madre Teresa de Calcuta. Todo. Hasta afirmó varias veces y rotundamente que Caritas no es de la Iglesia. Es de otros.

Ciertamente hay que rezar mucho porque los medios de comunicación difunden tantas mentiras tantas calumnias, que impiden a sus lectores y oyentes conocer la realidad de las cosas, la verdad.

No funciona

  Si el capitán de un barco es un inepto, lo sustituyen; si un gerente no funciona, se le despide. Si un sistema político – el democratismo – da los frutos monstruosos que vemos, como el aborto, y demás aberraciones, debe sustituirse por otro humano y cristiano.