mojonesMontserrat

En mi gracia

“Una vez, cuando estaba en [el taller] de aquel pintor, que pintaba esa imagen, vi que no era en bella como es Jesús. Me afligí mucho por eso, sin embargo lo oculté profundamente en mi corazón. Cuando salimos del taller del pintor, la Madre Superiora se quedó en la ciudad para solucionar diferentes asuntos, yo volví sola a casa. En seguida fui a la capilla y lloré muchísimo. Le dije al Señor: ¿Quién Te pintará tan bello como Tú eres? Como respuesta oí estas palabras: No en la belleza del color, ni en la del pincel, está la grandeza de esta imagen, sino en Mi gracia.” Santa Faustina Kowalska, Diario de Santa Faustina Kowalska, nº 313.

Las órdenes militares

“Se detendrá un momento a descansar en el pórtico de la Rábida para convertirle en pórtico de un Nuevo Mundo, y, por medio de un sublime terciario, Colón, que anda buscando dinero para una nueva cruzada, protegido por tres frailes, fray Juan Pérez, fray Antonio de Marchena y fray Diego de Deza, y por una reina que lleva por apellido el de la Iglesia, cruzará por rumbos desconocidos el Océano y pondrá el nombre de la Virgen; ofreciéndole su empresa a la carabela que dirige; el de San Salvador a la primera isla que descubre; el de Santa Cruz a la primera nave que construye en la Isabela; y al desembarcar en Cádiz, después del segundo viaje, cubrirá su cuerpo con el sayal del franciscano. Y será entonces cuando los guerreros emularán la fe de la legión de misioneros más heroicos que el mundo ha conocido.” Juan Vázquez de Mella, El Verbo de la Tradición, p. 63.

El bando republicano

Militarmente, el bando republicano contaba con la mayor parte del Ejército y la casi totalidad de la armada y la aviación, además de algo más de la mitad de la Guardia Civil -con implantación en todo el territorio nacional- y toda la Guardia de Asalto. Unas fuerzas a las que pronto se sumaron las milicias de los partidos a las que decidió repartir armas el jefe de Gobierno José Giral, miembro de izquierda Republicana, el partido de Manuel Azaña. Además, en la zona controlada por ese bando se encontraban las áreas industriales del norte de España, entre las que estaban las fábricas de armamentos, toda la zona de producción agraria de exportación y, lo que debería haber sido definitorio: las reservas de oro del Banco de España. Y por supuesto, contaba con una estructura administrativa ya creada y controlada por miembros adeptos a la coalición de Gobierno del Frente Popular. También disfrutaba del reconocimiento internacional; que salvo Alemania, Italia y Portugal, consideraba al Gobierno republicano el legítimo de España.” Juan E. Pflüger, www.gaceta.es, Revista Empenta, nº 99 (2º Trim 2015), p. 29.

El anticristo

Ya dijimos de la importancia que autores como San Roberto Belarmino, daba en su argumentación al Imperio Romano contra los protestantes. Los protestantes acusaban al Papado de ser el Anticristo, pero ante ello se les oponía el argumento de que la manifestación ·del Anticristo sólo podía darse tras la desaparición del Imperio Romano cuya existencia -en el título del Emperador del «Sacro Imperio Romano»- aún reconocían los protestantes. Argumento semejantes encontramos en el Tratado del Anticristo, de Francisco Suárez con tenido en su Defensor fidei.» .Javier Barraycoa, Revista Verbo, nº 535-536, mayo-junio-julio 2015, p. 504.

“Flexibilización laboral”

“Modelo económico que inauguran nuestros políticos de la transición con las famosas «reconversiones industriales» de los primeros socialistas, y que culmina en nuestros días con la «flexibilización laboral » de los del PP. Hagamos memoria. La continua y descontrolada conflictividad laboral que alimentan los políticos desde finales de los años 70 y hasta bien entrados los 80 hace que las grandes empresas, fuertemente sindicalizadas, no sólo se conviertan en deficitarias, sino en monstruosidades absolutamente ingobernables. La solución al problema llega cuando los malabaristas del lenguaje -esos mismos que cambiaron el término aborto» por «interrupción voluntaria del embarazo»- empiezan a darle al coco y se inventan el término «reconversión industrial», y que equivalía a renunciar a ser una de las grandes potencias industriales del mundo (la séptima), a cambio de convertimos en algo que sonaba a futurista. Otro éxito de la ingeniería lingüística es «Una economía de servicios»”. Juan Sánchez Galera, Revista Razón Española, nº 196, Marzo-Abril 2016, p. 198.

Medio satánico

“Este medio satánico es permitir que los tales tengan todavía un pie en el terreno de la verdad, a condición de que el otro pie lo tengan ya completamente en el campo opuesto. Así evitan el saludable horror del remordimiento los todavía no encallecidos de conciencia; así, además, se libran de los compromisos que trae siempre toda resolución decisiva los espíritus apocados y vacilantes, que son los más; así logran los aprovechados figurar, según les conviene, un rato en cada campo, haciendo por aparecer en ambos como amigos y afiliados; así puede, finalmente, el hombre dar como un paliativo oficial y reconocido a la mayor parte de sus miserias, debilidades e inconsecuencias.” Félix Sarda y Salvany, El Liberalismo es pecado, p. 21.

La libertad del hombre

“Sin duda una pieza fundamental en el horizonte conceptual de Danilo Castellano es el problema de la libertad. Pero, como se habrá advertido, no en el sentido subjetivo de la modernidad. Es, al contrario, la libertad del hombre natural que, a diferencia del animal, es dueño de sí mismo como fin de un proceso natural que constituye su «bien». La libertad aquí se refiere a la elección y no al poder de acción: libertad de decidir entre el bien y el mal. Esto es, precisamente, el derecho natural: la elección de un vivir honesto y justo; la liberación de la iniquidad; una vida conforme a las exigencias de la naturaleza humana. Esto significa que no puede ser una libertad absoluta, ya que, al ser elección de vida justa en un orden justo, la libertad es un bien, un fin, natural del hombre.” Joaquín Almoguera Carreres, Revista Verbo, nº 537-538, agosto-septiembre-octubre 2015, pp. 580 y 581.