trabalibros-maquina-escribir-antiguaPablo

Una llamada apremiante a las mujeres

Recordando las palabras del mensaje conclusivo del Concilio Vaticano II, dirijo también yo a las mujeres una llamada apremiante: “Reconciliad a los hombres con la vida”. Vosotras estáis llamadas a testimoniar el significado del amor auténtico, de aquel don de uno mismo y de la acogida del otro que se realizan de modo específico en la relación conyugal, pero que deben ser el alma de cualquier relación interpersonal.

La experiencia de la maternidad favorece en vosotras una aguda sensibilidad hacia las demás personas y, al mismo tiempo, os confiere una misión particular: “La maternidad conlleva una comunión especial con el misterio de la vida que madura en el seno de la mujer… Este modo único de contacto con el nuevo hombre que se está formando crea a su vez una actitud hacia el hombre -no sólo hacia el propio hijo, sino hacia el hombre en general-, que caracteriza profundamente toda la personalidad de la mujer” (Mulieris dignitatem, 18).

En efecto, la madre acoge y lleva consigo a otro ser, le permite crecer en su seno, le ofrece el espacio necesario, respetándolo en su alteridad. Así, la mujer percibe y enseña que las relaciones humanas son auténticas si se abren a la acogida de la otra persona, reconocida y amada por la dignidad que tiene por el hecho de ser persona y no de otros factores, como la utilidad, la fuerza, la inteligencia, la belleza o la salud. Esta es la aportación fundamental que la Iglesia y la humanidad esperan de las mujeres. Y es la premisa insustituible para un auténtico cambio cultural. (San Juan Pablo II, Evangelium vitae, 99) – (AVE MARÍA)

La cristofobia es absurda

En el plano humano la cristofobia es absurda. Si todo está permitido y todo es aceptable, ¿por qué el catolicismo iba a ser menos? Sin embargo estamos ante enemigos muy poderosos. Por ejemplo, se ha realizado estudios sociológicos muy serios en Estados Unidos que demuestran que no hay correlación entre pedofilia y sacerdocio. Hay colectivos como profesores, incluso padres que recogen tasas de pedofilia mucho más altas. Sin embargo, la ocultación de estos datos, han conseguido que la psique colectiva asocie sacerdocio a pedofilia y ello va generando una cristofobia inconsciente. (Javier Barraycoa – Meridiano Católico)

13  Pudor y castidad

Es a los corintios a quienes el Apóstol predica castidad y pudor como algo exigido por su condición de miembros de Cristo: “el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor es para el cuerpo… ¿No sabéis acaso que vuestros cuerpos son miembros de Cristo?… El que se une al Señor se hace un solo espíritu con él. Huid la fornicación” (1ª Cor 6, 7-8). Les recuerda igualmente su condición de templos del Espíritu Santo: “¿O es que no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, y que habéis recibido de Dios? No os pertenecéis, pues habéis sido comprados ¡y a qué precio! Glorificad, pues a Dios, en vuestros cuerpos” (6, 19-20). Y es a los corintios, precisamente, a quienes más gravemente amenaza – “no os engañéis”- con la condenación eterna que espera a los adúlteros, fornicarios y sodomitas (3, 16-17; 6, 9-11). (José María Iraburu)

Crecimiento de la Iglesia en el noreste de la India

La Iglesia del nordeste de la India está emergiendo en modo rápido como la fuerza más numerosa entre los fieles cristianos del país; Mons. Thomas Menamparampil, Arzobispo emérito de Guwahati, destacó a Asia News, el aumento de fieles y de vocaciones de la región.

“La joven comunidad católica, que tiene poco más de 120 años, está compuesta por casi dos millones de personas”, dijo, agradeciendo el testimonio de los misioneros de Italia, España, Francia, Alemania, Irlanda y otros países. (Gaudium Press – Asia News) – (El Pan de los Pobres)

                                                                                                 La ideología de género

No creo en consecuencia que sea exagerado decir que la ideología de género es uno de los mayores, sino el mayor de los problemas que tiene la Iglesia actual. Si Jesucristo en (Jn 8, 31-45) llama hijos del diablo a quienes no creen en Él, son homicidas (¿qué otra cosa son el aborto y la eutanasia?) y no distinguen entre verdad y mentira, creo que estas tres condiciones se dan plenamente en la ideología de género y sus defensores.

Ciertamente hay unos cuantos obispos españoles que están dando la talla. Pero entre los silencios hay uno que personalmente me escama mucho: es el silencio de 13tv. Hasta no hace mucho miraba las tertulias de 13tv e Intereconomía para ver cuál de las dos me apetecía más. En cuanto a las otras televisiones y los periódicos de ámbito nacional me parece inútil esperar información sobre este tema de ellos. Y no nos olvidemos que hay silencios que atruenan. (Pedro Trevijano – Infocatólica)

Sociedad más cómoda, blanda y menos esforzada

Alfonso Aguiló escribió Educar el carácter (Ed. Palabra) hace 25 años. No ha parado de reeditarse y traducirse desde entonces: “Tener buen carácter no significa estar todos cortados por el mismo patrón. Pero estoy seguro que casi todos nos pondríamos de acuerdo en que ser honrado, trabajador, generoso, justo, leal, empático, valiente, austero, recio y organizado son buenas cualidades”. ¿Cómo se educa el carácter? No desde la teoría, desde luego. “La educación en valores es algo abstracto. Las virtudes son los valores integrados en la persona”.