Nació en Aitona, Lleida, el 29-12-1811. Estuvo en el seminario de Lleida, 1828-1832. Profesó como Carmelita Descalzo en Barcelona, 1833. Sufrió “la exclaustración”. Fue ordenado sacerdote, 1836.

Vivió exiliado en Francia con fama de “santo”. 1840-1851. Fundó y dirigió “La Escuela de la Virtud” en Barcelona, 1851. Esta catequesis de adultos fue suprimida por los enemigos de la religión católica y Palau desterrado a Ibiza, 1854.

Declarado inocente por Isabel II. 1860. Su vida, escritos y obra transmiten una espiritualidad centrada en el Cristo místico-iglesia, Misterio de comunión y en María, figura perfecta y acabada de la Iglesia. Esta espiritualidad eclesial dio ser a las Carmelitas Misioneras Teresianas, fundadas por F. Palau en Ciudadela (Menorca), 1861.

Exorcista famoso, creó el centro de Els Penitents en Barcelona, para atender a los enfermos marginados de su tiempo. Por ello, fue encarcelado, 1870. Contagiado por su atención a los enfermos en la epidemia de Calasanz (Huesca) se dirigió a Tarragona, donde fue atendido por las Hermanas muriendo con fama de santidad el 20 de marzo de 1872. Fue Beatificado por Juan Pablo II en Roma. 1988. Sus restos se veneran en la capilla de la Casa Madre de las Carmelitas Misioneras Teresianas, en Tarragona.

 

Oración

¡Oh Dios. Padre omnipotente y misericordioso! Te damos gracias y te bendecimos porque infundiste en el corazón del Beato Francisco Palau un amor singular a la Iglesia, cuerpo místico de Cristo, le descubriste su belleza figurada en María, y lo iluminaste para servirla con la oración y el aposado. Concédenos su pronta canonización en la Iglesia y ahora la gracia especial que por su intercesión te pedimos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén