Pablo

“La tabla redonda”

Jesucristo triunfa¿Qué relación tiene el club Bilderberg en todo esto?

Para entender este club hay que entender otra organización pantalla de la masonería: el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) -paralelo al Tratado de Versalles-, que impulsó el club Bilderberg en los años 50. El asistente principal del presidente Wilson que estaba en París a propósito del Tratado de Versalles en 1919, el coronel Edward Mendel House, masón y de enorme poder, convocó a los representantes de las delegaciones americana e inglesa para los tratados, pero no a todos, sino a los que pertenecían a una organización pantalla de la masonería llamada “La tabla redonda”. (Javier Torres)

Fenómeno satánico

Rumania vivió el marxismo soviético, pero también el cultural, gramsciano; ¿qué papel cumple en este último el cambio de la tradición religiosa y el falseamiento de la memoria histórica? ¿Cómo cree que debe responder a ello la Iglesia?

-Ambos tipos de marxismo tienen como rasgo esencial el cambio de la tradición religiosa y el falseamiento de la memoria histórica. Como sabemos, el comunismo es un fenómeno satánico, de odio y revuelta contra Dios, según mostró Richard Wurmbrand en su libro “La Otra Cara de Karl Marx”. La Iglesia tiene por excelencia la misión de reconocer cualquier error, cualquier amenaza de naturaleza religiosa y denunciarla, condenarla, para proteger a los fieles. (María Virginia Olivera de Gristelli – CÁRITAS in VERITATE – INFOCATÓLICA)

“Madre Tierra”

Últimamente oigo y leo en muchos medios, incluidos los católicos, expresiones que disfrazadas de buenismo desvirtúan nuestra Religión o sugieren su sustitución por sucedáneos. Así, cuando oigo hablar de la “madre Tierra” me dan ganas de gritar que no la llamen madre, que no es verdad. Una cosa es que amemos y disfrutemos la creación, incluido el “hermano lobo” de San Francisco y otra muy distinta olvidar lo que somos, personas con alma y cuerpo y que venimos del Creador. (Carlos González Flórez – EL PAN DE LOS POBRES)

Pudor y castidad  (55)

La lujuria es vicio capital, insisto en esto, porque de ella se siguen infidelidades, mentiras sin cuento, injusticias, crueldades absolutamente indigna (un artista, por ejemplo, que llegado al éxito, desecha la esposa que le apoyó treinta año en los tiempos duros, y adquiere una nueva, treinta años más joven). Y el mismo mundo que aprueba y no reprueba la lujuria, no reprueba sino que también aprueba sus consecuencia, y da noticia de ellas con benevolencia y admiración… ¡Ven, Señor Jesús! Ilumina, como Sol venido de lo alto, a los que están sentados en tinieblas y sombras de muerte. (José María Iraburu)

Satanás se disfraza

La imagen y las precauciones permanecieron en la praxis eclesial. Por ejemplo, San Agustín afirma que es importante “saber reconocer atentamente cuando Satanás se disfraza de ángel de luz, para no dejarse engañar y atraer por algún peligro fatal” (Enchiridion 16, 60) y, de aquí, pasa a sus ministros: “Hoy Satanás intenta expulsar (a los fieles) de la Iglesia por medio del veneno de los herejes, del mismo modo que hace tiempo nos expulsó del Paraíso con el veneno de la serpiente” (Sermón 348/ A,5) . (Riccardo Barile – NUOA BUSSOLA QUOTIDIANA)

Odio y de crueldad

Todos los malos, sin excepción, tienen grandes virtudes, rasgos positivos de cualquier tipo. Sólo que esas virtudes están aisladas, no guardan armonía con otras virtudes, sino al contrario, son la tapadera de terribles defectos. El marxismo, por ejemplo, en cualquiera de sus avatares, era extraordinariamente sensible a la injusticia social y apasionadamente entregado a la causa de la igualdad de los hombres. Pero esa enorme virtud no se correspondía con la verdadera caridad o filantropía universal sino que llevaba dentro de sí una carga inmensa de odio y de crueldad, que era, además, declaradamente, su mejor arma de combate. (Enrique Álvarez)

Para obispos masones  (26)

República de FilipinasLa foto reproduce el Decreto que certifica la heroicidad de las últimas tropas españolas en la región de Filipinas. Dedicado a los tontos que han hecho o vayan a ver una absurda película dudando de su valor y manipulando un hecho real. Les deseamos la misma suerte que a Trueba, butacas vacías. Basta de ultrajes gratuitos a nuestra historia. Transcribimos el texto, porque la calidad de la fotografía hace imposible su lectura. Dice así:

REPÚBLICA DE FILIPINAS

DECRETO

Habiéndose hecho acreedores a la admiración del mundo las fuerzas españolas que guarnecían el destacamento de Baler, por el valor, constancia y heroísmo con que aquel puñado de hombres aislados y sin esperanzas de auxilio alguno, han defendido su Bandera por espacio de un año, realizando una epopeya tan gloriosa y tan propia del legendario valor de los hijos del Cid y de Pelayo; rindiendo culto a las virtudes militares e interpretando los sentimientos del Ejército de esta República, que bizarramente les ha combatido, a propuesta de mi Secretario de Guerra, y de acuerdo con mi Consejo de Gobierno. Vengo en disponer lo siguiente:

Artículo único. Los individuos de que se componen las expresadas fuerzas no serán considerados como prisioneros, sino por el contrario, como amigos; y en su consecuencia, se les proveerá, por la Capitanía General, de los pases necesarios para que puedan regresar a su país. (EMPENTA)

Crisis en la Iglesia

No es exagerado hablar hoy de una crisis en la Iglesia, crisis en varias dimensiones. Hay una crisis de moral. Hay una crisis de doctrina. Hay una crisis de autoridad. Hay una crisis de unidad. Cierto, estas crisis son más comunes de lo que a algunos les gustaría. Quizás la analogía más cercana, sin embargo, viene del siglo XVI. Hace medio milenio, los padres de Trento tuvieron que defender los sacramentos que gobiernan la confesión, comunión y conyugalidad de ataques coordinados, aunque algo caóticos. De nuevo hoy los mismos tres sacramentos están amenazados. Tuvieron que defender la unidad y autoridad de la Iglesia frente al principio protestante. (Douglas Farrow)