Isabel

Implantar tiranías

Niño Jesús, Sol de gracia“La sociedad tiene, por tanto, un derecho primordial y fundamental en la educación de la juventud”. Y esto mismo defendía también Mussolini. Y antes un hombre “humanitario” como el cruelísimo Danton, ya decía que “los hijos son de la patria antes que de los padres”. La enseñanza privada procede del propio seno y ser de la familia, que es anterior al Estado. Únicamente los que están vocacionados a implantar tiranías, pueden negar esa verdad de sentido común. (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)

Materialismo grosero

Hay en el comunismo marxista un materialismo grosero, tosco, que se quiere filosófico -el materialismo dialéctico que todo lo existente lo reduce a la materia y que a partir del devenir de la materia explica la variedad de cosas que existen, desde una piedra a una nube y, por cierto, el hombre mismo y su alma. Una tal concepción lleva necesariamente a un estilo de vida, a un modo de en tender la vida humana desde sus orígenes hasta el presente -el materialismo histórico-. (Juan Fernando Segovia – Verbo)

La mujer

Edith Stein

El cambio en la vida económica, que se llevó a cabo en el siglo XIX, simplificó de tal manera la vida hogareña en general, que ningún campo fue ya suficiente para la actividad de todo el potencial femenino. Al mismo tiempo la sacudida de la vida de la fe canceló para un círculo muy amplio la vocación religiosa como una posibilidad importante de consideración. Esto dio en las naturalezas pasivas la inmersión en la vida de los instintos o en sueños vacíos y coqueteos, y en las fuertemente activas la aspiración a actividades profesionales fuera de casa. Así se instituyó el movimiento feminista.

Los errores de Lutero

Son muchos los errores de Lutero. A veces se evidencian por las contradicciones intrínsecas de sus tesis. Los errores de Lutero son principalmente dogmáticos, morales y eclesiales. No faltan, sin embargo, errores de otro género. Sobre algunos de estos llamaremos en breve la atención. Los errores de Lutero han sido sacados a la luz no sólo por quienes entonces se le opusieron “dialécticamente” (en modo particular los dominicos), sino también y sobre todo por la Bula Exsurge Domine del Papa León X (15 de junio de 1520). (Danilo Castellano – VERBO)

  El infierno para los ángeles caídos (31)

El infierno fue creado para los ángeles delincuentes que fueron los primeros que se rebelaron contra Dios. No sabemos a ciencia cierta qué clase de soberbia fue el pecado de aquellos ángeles: quizá llevados por vana complacencia en sus admirables prerrogativas no quisieron someterse a Dios y buscaron en sí mismos la fuente de la felicidad; quizá Dios les manifestó la futura encarnación del Hijo de Dios y ellos se rebelaron ante la idea de adorar a Éste, vestido de naturaleza humana, tan inferior a la suya. (Jaime Solá Grané)

El populismo

Pero la caída de las ideologías y de la clase política que diseñó la arquitectónica europea o el atasco político económico del viejo continente, no ha dado lugar a “ideologías de reemplazo” ni a cosmovisiones identificativas. El populismo es “aquello prácticamente indefinible” que ocupa el vacío que ha producido la quiebra de las categorías políticas propias de la modernidad. Esta indefinición, en función de la sociedad receptora, sea hispanoamericana, sea europea, le dará unos tintes aparentemente opuestos, pero con elementos comunes. (Javier Barraycoa – VERBO)

Fanatismo democrático

Posteriormente, da un paso más y analiza las relaciones existentes entre democracia e intervencionismo, sobresaliendo de nuevo la incorrección política del autor, pues no tiene complejos al argumentar cómo la democracia ha generado una suerte de “fanatismo democrático” que controla todos los ámbitos, incluyendo instituciones y familias. En ningún caso se trata de un juicio abstracto o cimentado en la retórica, sino que el doctor Negro Pavón ofrece pruebas clarificadoras, con la intención de condenar lo que considera una sacralización de la democracia: muchas personas se creen que son libres simplemente por el hecho de votar, pero esas mismas personas parecen no ser conscientes de que se ha producido un aumento de la intromisión en la vida privada de los ciudadanos como nunca antes se había visto. (Alfredo Crespo Alcázar – RAZÓN ESPAÑOLA)