Ildefonso Rodríguez Villar
Puntos breves de meditación
sobre la vida, virtudes y advocaciones litúrgica
de la Santísima Virgen María
26ª edición, Valladolid, 1965

Acción de gracias.

madre de misericordia.jpg¡Dios y Señor mío!, creo firmemente que estáis aquí presente; os adoro y amo sobre todas las cosas. Gracias os doy por los beneficios de creación, redención, conservación, recepción de los Santos Sacramentos, por las gracias especiales de este día, y singularmente, por haberme dado una Madre tan buena y cariñosa como la Santísima Virgen. Amén.

Petición de luz.

Dadme ahora luz para conocer las faltas de este día y gracia para detestarlas de todo corazón. Ayudadme, Virgen María, a conocer bien las in-gratitudes e infidelidades que hoy he cometido.

Examen.

Por los puntos que se ponen a continuación,

Dolor.

¡Señor!, perdón. Me pesan de veras estos pecados o faltas, no sólo por el Cielo y por los grados de gloria que he perdido ni por el infierno o purgatorio y demás castigos que con ellas he merecido, sino sobre todo, por lo bueno que Vos sois, por lo mucho que me amáis y por lo mucho que os quiero yo amar, y además, por lo que habrán disgustado a mi querida Madre Inmaculada.

Propósito.

Por eso, ¡Dios mío!, propongo’ no volverlas a cometer nunca jamás. Dadme, Señor, vuestra gracia y Vos, Madre mía, vuestra ayuda y bendición para que mañana me porte mejor y consiga disminuir mis faltas. Amén. (Ave María.)

Examen mariano

1º Al despertar, ¿ha sido mi primer pensamiento para María?

2º ¿Me he levantado con prontitud para obsequiar a la Santísima Virgen?

3º ¿He oído la Misa y he comulgado en unión de María?

4º En mis ocupaciones, ¿cuántas veces he pensado cómo las haría María para imitarla?

5º ¿He negado muchas veces mi propia voluntad y mi amor propio para dar un gusto a María?

6º ¿Me he atrevido a negar alguna cosa a mi Madre aunque me costara mucho?

7º ¿He hecho hoy con fervor alguna penitencia o mortificación para obsequiar a la Santísima Virgen?

8º ¿He renovado la presencia de Dios y de la Virgen?

9º ¿He hecho la visita diaria al Santísimo Sacramento y a María Inmaculada?

10º ¿He rezado devotamente el Santo Rosario?

11º ¿Hice con fervor la meditación en compañía de la Santísima Virgen?

12º ¿He hecho bien la lectura espiritual dedicándosela antes a la Virgen?

13º ¿He llevado con exactitud el examen particular?

14º ¿He sido fiel a mi distribución pensando que así agradaba a mi Madre?

15º ¿Me he ejercitado en la obediencia ciega a mis superiores y en especial a mi confesor, oyendo su voz como si fuera la de la Virgen?

16º ¿He hecho hoy algo por adelantar en la vida mariana y vivir mejor la santa esclavitud?

17º ¿Me he acordado de las almas de los infieles y he hecho algo por ellos pensando que también son hijos dé la Virgen?

18º ¿Cómo he cumplido hoy los propósitos de los santos ejercicios?

19º ¿He cumplido bien con las obligaciones de mi estado a imitación de la Santísima Virgen?

20º ¿He faltado en pensamientos, palabras u obras a la virtud de la pureza tan querida de mi Madre?

21º ¿Mis conversaciones han sido modestas y caritativas como eran las de la Virgen?

22º ¿Al acostarme me duermo en brazos de mi Madre y besando el crucifijo?