1. Defensa de la existencia e independencia de España.

Franco- Unidad indivisibleEstamos defendiendo la existencia e independencia de España frente al comunismo tiránico que intentó rusificar nuestra alma. Queremos salvar la continuidad sagrada de nuestra historia frente a los que quieren hacer tabla rasa de los eternos principios que informan la vida española. Queremos asegurar a España, por medio de su Revolución nacional, un porvenir lleno de justicia y prosperidad. Queremos, en definitiva, asumiendo una vez más nuestro papel de adelantados de la civilización, salvar al mundo entero de la ruina fatal y segura a que conducirá el triunfo del comunismo.

(2-XI-1938: Declaraciones a «La Nación», de Buenos Aires.)

  1. José Antonio, ejemplar modelo. El «¡Arriba España!», lema del ideal

El «¡Arriba España!» alcanza los honores de universalidad. Esta es la nueva vida del mártir. Fruto de aquella otra, ejemplar y modelo, constante para nuestras juventudes.

Educado José Antonio en la severa disciplinare un hogar castrense, templó su carácter en el culto la Patria, alcanzando la serenidad y fortaleza del soldado.

Su fuerte inteligencia y su sólida cultura dieron a su inspiración dimensión insospechada.

Su fe religiosa y su hondo espíritu cristiano le abrieron los secretos de nuestra y historia, descubriéndole su verdadera magnitud.

Soldado y poeta, sintió los nobles afanes de nuestra juventud, las santas inquietudes por la grandeza de la Patria. Esa bendita impaciencia española de los siglos dorados de los que JOSÉ ANTONIO es el espejo.

Por ello vive entre nosotros y nuestra juventud le reconoce como símbolo de sus inquietudes y precursor de nuestro Movimiento.

N (29-XI-1938: Radio Nacional, Burgos.)

  1. El comunismo, peligro universal

Luchando contra el comunismo creemos prestar un servicio a Europa, ya que el comunismo es un peligro universal. Si sucumbiéramos, el peligro sería mayor para los demás pueblos.

(XII-1938: Declaraciones al «Journal de Geneve».)