Padre Cano, m.C.R.

* “Ante ese cadáver han desfilado tantos que necesariamente han tenido que ser pocos, en comparación con los muchos más que hubieran querido poder hacerlo para dar testimonio de su amor al Padre de la Patria, Francisco Franco, que con tan perseverante desvelo se entregó a su servicio…” (Arzobispo Marcelo González Martín).

* El último Concilio Ecuménico, Vaticano II ha declarado: “María que, por la gracia de Dios, después de su Hijo, fue exaltada por sobre todos los ángeles y los hombres, en cuanto que es la Santísima Madre de Dios, que intervino en los misterios de Cristo, con razón es honrada con especial culto por la Iglesia” (Const Lumen Gencium, 66).

* El culto a María se fundamenta en la Sagrada Escritura (Lc 1, 28-42 y 11, 27); sobre todo en Lc 1, 48: “Desde ahora me llamarán bienaventurada todas las generaciones”.