Semillicas 248

Santos Ángeles Custodios - Niño

Padre Cano, m.C.R.

* Tampoco muchos medios han publicado que más de 100 sacerdotes han perdido la vida en España por estar junto los que más estaban sufriendo estos días.

* Al pecador que pide perdón a Dios se le ilumina el camino de la esperanza que lleva al Cielo.

* Liberalismo y marxismo son un amasijo de mentiras que impiden pensar en la realidad, en la verdad.

* “El sello distintivo de la fiscalidad moderna es la injusticia, sea cual sea el aspecto considerado” (Silvano Borruso).

* El hombre abstracto no existe. Existen las mujeres y hombres concretos. La masificación estatal moderna es antihumana.

* “¿Qué vamos a decir? ¿Que Dios es injusto cuando descarga su ira? (estoy expresándome en términos humanos) De ningún modo; y si no, ¿Cómo va a juzgar Dios al mundo? (Romanos 3, 5-6).

* “El pueblo estadounidense es maduro y ahora ha entendido que tanto es que los medios de comunicación se niegan a difundir la verdad, buscando silenciarla y distorsionarla, difundiendo la mentira que es útil para los propósitos de sus amos” (De la carta del arzobispo Viganó al presidente Trump).

* “Me encuentro en una época de mi existencia en que puedo echar una mirada sobre el pasado. Mi alma se ha madurado en el crisol de las pruebas exteriores e interiores” (Santa Teresa del Niño Jesús).

Hispanoamérica. La verdad 177

Una Epopeya misionera

Padre Juan Terradas Soler C. P. C. R

Virgen de Guadalupe - Bandera de Méjico

La Hispanidad, firme y prometedora realidad (32)

La esencia de la Hispanidad es el catolicismo romano (7)

Y como Filipinas, Méjico. El fiel país hispánico de América del Norte tiene condicionada su prosperidad y su dicha, y aún su misma salvación nacional, a la fidelidad que debe guardar a la religión católica, simbolizada para la tierra mejicana en su virgencita de Guadalupe.

“Que la morenita de Tepeyac, que la Emperatriz de América y Reina de Méjico no tenga que llorar deserciones; que, como lo estuvo ayer, pueda estar también mañana orgullosa de sus hijos.

Vuestro Congreso, recogiendo^ millares de firmas, la ha aclamado como Sedes Sapientiae, trono de la Sabiduría. No lo olvidéis, católicos de Méjico y de toda la América: La verdadera sabiduría es la que Ella nos enseña: ¡Salve, fuente abundantísima de donde emanan los arroyos de la divina Sabiduría, rechazando con las aguas purísimas y limpísimas de la ortodoxia las olas encrespadas del error! (S. Germán de Constant. P. G., 98, 305-306). ¡Salve, Virgen de Guadalupe! Nos, a quien la admirable disposición de la divina Providencia confió, sin tener en cuenta, nuestra indignidad, el sagrado tesoro de la divina Sabiduría en la tierra para la salvación de todas las almas, Nos colocamos hoy de nuevo sobre tus sienes la corona que pone para siempre bajo tu poderoso patrocinio la pureza y la integridad de la santa fe en Méjico y en todo el continente americano, porque estamos ciertos de que, mientras Tú seas reconocida como Reina y como Madre, América y Méjico se han salvado”.

(Radiomensaje a Méjico en el 50 aniversario de la coronación de Nuestra Señora de Guadalupe, 12-X-1945).

 Y lo propio se puede decir de todas y cada una de las naciones del bloque iberoamericano, pues cada uno de esos pueblos lo ha recibido todo de la Iglesia. La Iglesia los ha dado a luz espiritualmente, la Iglesia los ha educado, la Iglesia los ha ennoblecido y levantado. Sus verdaderos grandes hombres eran todos de hecho cumplidos cristianos. Su arte es eminentemente religioso. Su historia, paralela a la historia de nuestra santa religión en esos países. Todo, en una palabra, todo lo bueno, todo cuanto de valor poseen, se lo deben a la Esposa de Cristo.

Que hable Paraguay, por ejemplo, nutrido y formado por el clero católico; Paraguay, que aprendió a leer y a trabajar en las Reducciones de los jesuitas, en las que empezó, por lo demás, a ser pueblo.

Los nobles hijos del Paraguay reconocen agradecidos su génesis “eclesiásticas Testigo son las palabras de su enviado extraordinario ante el Vicario de Cristo, pronunciadas el 12 de julio de 1949 en el Vaticano.

La respuesta del Papa corrobora satisfecha la afirmación del ministro paraguayo.

“Habría que subir mucho más lejos, como vuestra excelencia acaba de hacer, si se quisiera recordar la primera presencia de la Iglesia Católica en su hermosa nación, puesto que la diócesis de Paraguay la más antigua del Plata efectivamente, fue erigida nada menos que el 1 de julio de 1547. De ahí arranca toda una historia, donde la Iglesia Católica nunca ha estado ausente; una historia donde la Iglesia ha dejado capítulos de trascendencia mundial: Nos referimos también Nos a las famosísimas “Doctrinas guaraníes” donde, entre dificultades sin cuento y gravitando más sobre lo moral que sobre lo material, la labor civilizadora del Evangelio llegó a tales realizaciones sociales que, descartando los defectos inherentes a todas las cosas humanas, han quedado ahí para admiración del mundo, honor de su país y gloria de la ínclita Orden que las realizó no menos que de la Iglesia Católica, en cuyo regazo maternal surgían. La experiencia se encargó de demostrar la genialidad del sistema” (344).

(Discurso a D. Julián Augusto Saldívar, ministro plenipotenciario del Paraguay ante la Santa Sede, 12-VII-49).

(344) De 1610 a 1768, los jesuitas establecieron entre los guaraníes un régimen político-social particular, que consistía en una especie de sociedad fraternal, organizada según los principios del cristianismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mostacicas 178

San Pedro y San Pablo. Apóstoles

Don Manuel

* Nuestra existencia en la tierra, reclama un Dios eterno. Razonemos.

* El becerro de oro que ha recorrido la historia, está presente en este mundo. Se llama usura.

* La parroquia San Juan de Dios reparte en el barrio madrileño de Vallecas 70.000 kilos de alimentos.

* Quién practica la virtud, vive bien. Quién práctica el vicio vive mal. a lo animalico.

* Las promesas de futuros maravillosos en la tierra pueden hacernos olvidar la vida eterna. Cielo o infierno.

* Jesucristo es el Rey del mundo. Satanás y sus sicarios no quieren reconocerlo. ¡Viva Cristo Rey!

* El día que desaparezca la usura aparecerá la justicia social en la tierra.

* “Me siento privilegiado de trabajar en un campo fundamental de la ciencia donde puedo ver algunas de las más profundas armonías internas de la naturaleza. La contemplación de tales cosas y es una forma de oración” (Stephen M. Barr, Sociedad Americana de Física ).

* “Franco, nunca puso límites a las horas de trabajo, ni de día ni de noche. El Sagrario de su capilla sabe de las horas de la noche -mientras los demás dormíamos confiados- pasadas en prolongada vela cuando los problemas de la patria exigía a su fe la inspiración del Cielo” (Arzobispo Segundo García de la Sierra).

 

.

Dominicas 170

Corazón de María y Jesús Sacramentado

El Párroco

* Los científicos analizan y profundizan la realidad. Los cientifistas dicen necedades.

* La tradición es el pasado vivo en el presente. La subsistencia de la verdad y el bien en los pueblos.

* El llamado Nuevo Orden Mundial quiere ser una coexistencia de extraños. Las patrias son comunidades de amigos y familias.

* “Y fue precipitado el gran dragón la serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el que engaña al mundo entero; fue precipitado a la Tierra y sus ángeles fueron precipitados con él” (Apocalipsis 12, 9).

* La democracia moderna es un sistema político artificial, antinatural, diabólico. El holocausto permanente de millones de niños inocentes en los abortorios.

* “La soberbia es una debilidad de la persona: mata la alegría, mata la admiración, mata la caballerosidad y la energía… es insípida y ni siquiera puede sonreír” (Chesterton).

* Uno de los elementos fundamentales de la Revolución anticristiana es la absoluta libertad de cambiar todo. No hay verdad, ni bien, ni tradición.

* “Dios Nuestro Señor vende más generosamente a quién se lo da todo a Él y, en ese mercado del mundo, percibe más los más generosos y reciben menos los que tontamente creemos que así vamos a tener más” (P. José María Alba Cereceda, S.I.)

Nuestra Señora de las Tres Espigas – FRANCIA

Nuestra Señora de las Tres Espigas – FRANCIA

Al Este de Francia, por encima de la villa medieval de Turckheim, existe desde hace siglos  la peregrinación de Notre – Dame – des – Trois – Epis, una de las más populares de la región de  Alsacia.

Los archivos del pueblo de Orbey —conservados en el museo de Colmar— relatan la Aparición de la Santísima Virgen. Por aquel tiempo, los escribas de la crónica de Thann anotaban todo acontecimiento que podía pasar a las ciudades alsacianas. 

La crónica dice que a finales de abril del año 1491, un pobre hombre de los alrededores de Colmar caminaba a través del bosque en busca de ciertas plantas medicinales, cuya venta a los boticarios de la región constituía ordinariamente su único recurso. El hombre no era joven y la búsqueda de plantas silvestres le habían dejado cansado; se paró cerca de un roble majestuoso al borde de una cañada, puso en tierra sus herramientas y se recostó en el árbol. El hombre se preparaba para irse de nuevo cuando lanzó repentinamente un grito de dolor y llevó la mano a su pierna: era una víbora que acababa de morderlo cruelmente. No sabiendo cómo atenuar sus sufrimientos, se arrastró lentamente a la senda para pedir ayuda. Pero por desgracia el lugar estaba desierto y el pobre hombre, envuelto por la fiebre y el dolor que empeoraba, quedó sin conocimiento al pie del roble.

Al día siguiente, descubrieron el cuerpo del hombre que había muerto. La noticia fue propagada en los pueblos cercanos y, según la costumbre en aquella época, una imagen santa fue puesta inmediatamente en el roble testigo del drama, con el fin de invitar a los transeúntes a rezar por el alma del que acababa de perder la vida tan trágicamente.

Unos días después — el 3 de mayo de 1491, a las diez de la mañana, precisa la crónica de Thann – un jinete que venía de Orbey pasaba por este paraje con el fin de tomar un atajo que debía llevarle al mercado de Niedermorschwihr, donde iba a comprar un saco de trigo. Era un herrero de Orbey llamado Thierry Schoéré. Cuando hubo llegado delante del roble donde el hombre había muerto, se bajó de su caballo, se arrodilló piadosamente ante la imagen y rezó con fervor por el descanso de su alma.

Apenas terminada su oración fue deslumbrado repentinamente por una luz brillante y luminosa, en medio de la cual apareció una forma delicada y vaporosa: Era la Virgen María envuelta con velos largos blancos y transparentes; tenía tres Espigas en Su mano derecha y un pequeño tallo de hielo en la mano izquierda. La Virgen le dijo: “Levántate, buen hombre. Mira estas espigas. Ellas son el símbolo de la abundancia de las buenas cosechas que vendrán para recompensar a los seres virtuosos y generosos, y para aportar el bienestar y la felicidad en los hogares de los cristianos fieles. En cuanto a este tallo de hielo, él significa que el granizo, la helada, la inundación, el hambre y toda su comitiva de desolación y de desgracias vendrán para castigar a los impíos por cuya gravedad de pecados no alcanzan la Misericordia Divina. Ve, buen hombre, baja a los pueblos y anuncia a todos los habitantes el sentido de estas profecías.”

El vidente decidió no hablar por miedo a que no le creyeran y se rieran de él. Compró en el mercado un saco de grano y trató de cargarlo en su caballo, pero le fue imposible por su gran peso. Tampoco otras personas pudieron mover aquel saco. Entonces, él pidió perdón a Dios y les contó a todos lo que le había dicho María. Después de contarlo todo, pudo cargar el saco. Le creyeron y edificaron allí, donde se había aparecido la Virgen, una pequeña Iglesia. El Papa Alejandro VI, en una bula del 1500, elogió el Santuario de Trois Epis, reconociendo su culto.