Pablo

Chaparrón pelagiano

Santísima Trinidad - Jesus sentadoa la derecha del Padre“Jesús ya no está sentado en el Cielo en gloria y majestad. Eso era antes. Jesús está en el corazón de cada uno de vosotros y os necesita para cambiar el mundo y bla, bla, bla… “.

“¡Dios mío: dame paciencia! ¡¿Qué está diciendo este señor?!” Así empezaba la celebración de la confirmación de mi hija. Y el señor obispo, allí delante, impertérrito, aguantando el chaparrón pelagiano modernista. Quien así hablaba era un señor trajeado y de aspecto serio, que se dirigía a los presentes en nombre de los catequistas que habían preparado a los chicos para recibir el sacramento. “Te doy gracias, Señor, porque no me llamaste a ser cura ni obispo, porque si yo fuera el obispo, en este momento me lío a mamporros con el báculo y se lía parda”. A punto estuve de levantarme y largarme de la iglesia. “Gracias te doy, Dios mío, que mi hija no ha ido a catequesis con estos señores”. “No se pueden decir más herejías en menos tiempo”, pensé. (Pedro L. Llera)

La democracia es una religión antropoteísta

Entonces, como ahora, no vivíamos en la dictadura del relativismo, sino en la dictadura de la democracia entendida como religión antropoteísta. En uno de sus escolios, Gómez Dávila explica este concepto a la perfección: “La democracia no es procedimiento electoral, como lo imaginan los católicos cándidos; ni régimen político, como lo pensó la burguesía hegemónica del siglo XIX; ni estructura social, como lo enseña la doctrina norteamericana; ni organización económica, como lo exige la tesis comunista. La democracia es una religión antropoteísta. Su principio es una opción de carácter religioso, un acto por el cual el hombre asume al hombre como Dios”. (Juan Manuel de Prada)

El lujo de Lutero

Lutero recibió del príncipe de Sajonia, como primera prueba de gratitud, el que había sido su antiguo convento en Wittenberg. Es un muy bello palacio, donde se instaló con su nueva esposa, sus parientes y sus criados. Había nacido en el seno de una familia muy humilde y estos lujos, como monje agustino, no se los hubiera podido permitir nunca. Y no tocaremos aquí más el asunto de las críticas feroces contra los lujos del clero “romano”. (Mejor no hacer caso – INFOCATÓLICA)

La lucha de sexos

En consecuencia, producción (de cosas) y reproducción (de personas) están sometidas a una misma ley de lucha de clases. Si la clave de la historia es la lucha de clases, la clave del matrimonio y la familia debe ser la lucha de sexos. Engels entiende que la primera división del trabajo es la que se hizo entre el hombre y la mujer para la procreación de los hijos. El estimará que el primer antagonismo de clases que apareció en la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el varón y la mujer en la monogamia; y la primera opresión de clases, con la del sexo femenino por el masculino. (Alejandro Díaz – HISPANIDAD)

Pudor y castidad  (48)

Santo Tomás de Aquino, en la Catena aurea (Mt 5, 27-28), sintetizando la Tradición patrística, cita entre otros este excelente texto de San Gregorio Magno: “Todo aquel que mira exteriormente de una manera incauta, generalmente incurre en la delectación de pecado, y obligado por los deseos, empieza a querer lo que antes no quiso. Es muy grande la fuerza con que la carne obliga a caer, y, una vez obligada por medio de los ojos, se forma el deseo en el corazón, que apenas puede ya extinguirse con la ayuda de una gran batalla. Debemos, pues, vigilarnos, porque no debe verse aquello que no es lícito desear. Para que la inteligencia pueda conservarse libre de todo mal pensamiento, deben apartarse los ojos de toda mirada lasciva, porque son como los ladrones que nos arrastran a la culpa” (Moralia 21, 2). (José María Iraburu)

Para obispos masones  (18)

Aniquilad el papado destruyendo su Universidad. Desvinculadla del Vaticano, diciendo que de esta manera podrá ser subsidiada por el gobierno. Para promover el ecumenismo, sustituid los nombres religiosos de los institutos por nombres profanos. Por ejemplo, en vez de Escuela “Inmaculada Concepción” decid: “Nueva Escuela Superior”. Cread en todas las diócesis, órganos de ecumenismo y aseguraos de que estén controlados por protestantes. Anunciad que la autoridad competente la constituyen los Obispos locales, y explicad a la gente que las enseñanzas papales son sólo temas de conversación, que lo que cuenta en realidad, es el magisterio de las conferencias episcopales. (EMPENTA)

“Buenismo”

Diálogos con todas las religiones y con todos los grupos sociales desde el respeto a las personas y sin otro afán que darles lo mejor que tenemos, la Palabra de Cristo, pero sin caer en esos “buenismos” relativistas que pretenden hacer creer que todas las religiones son iguales y que son la mayor amenaza para nuestra Fe. (Carlos González Flórez – EL PAN DE LOS POBRES)