El Párroco

*Corazón de Jesús, lacerado por nuestros crímenes, ten misericordia de nosotros.

Cristo Él es la vida*Encontraremos muchos caminos en nuestra vida. Solo hay uno que nos lleva al Cielo ¡Cristo!

*Un eremita exclamaba en su soledad ¡Jesús! ¿qué puedo hacer para consolarte? Consolemos a Jesús.

*Pueblos y naciones andan por las sendas del pecado y la corrupción. El Espíritu Santo, volverá para renovar la faz de la tierra.

*Estamos rodeados de personas por todas partes, y, muchos, dicen que están solos. Los amigos de Jesús nunca están solos. Jesús los acompaña siempre.