Rosa

«Yo soy un alma minúscula, que solo puede ofrecer pequeñeces a nuestro Señor».
Santa Teresa del Niño Jesús

«En el apostolado no os tiente nunca ni la silla cómoda, ni la cosa fácil. Sed personas de alpargata».
Beato Francesc Castelló i Aleu

«¿Quién soy yo? Más nada que nadie».
Santa Genoveva Torres Morales

«No basta que amemos a Dios, sino que hay que conseguir además que, en contacto con nosotros, otros corazones se inflamen”.
San Alberto Chmielowski

«Diga a las hermanas que trabajen solamente por el Señor, que todo es nada, todo es nada».

Santa María Bertilla Boscardín

«Quiero ser santo sin espera alguna. Seré fiel en las cosas pequeñas. Haré‚ cada cosa como si fuera la última de mi vida».

San Juan Berchmans

«Dios, el amor, me atraía con fuerza irresistible. Sólo quería amar y darme a Dios. Todo mi anhelo era la Eucaristía».
Beata María Inés Teresa del Santísimo Sacramento