Pablo

Para obispos masones  (19)

PAPA PABLO VI - EL HUMO DE SATANÁS ENTRÓ EN EL TEMPLO DE DIOS.jpgSed audaces. Debilitad el papado, reforzando cada vez más las Conferencias Episcopales e introduciendo Sínodos permanentes. Tomad como modelo de referencia la situación inglesa, donde el monarca reina pero no gobierna, y hasta obedecen a las Cámaras. Seguidamente, reproducid la misma situación a nivel de las diócesis y de las parroquias. De este modo, se originará tal confusión y un tal odio que los cardenales abandonarán la iglesia enseguida; y la iglesia, entonces, será democrática. Surgirá la “Iglesia Nueva”. (EMPENTA)

Pudor y castidad  (49)

Esta es la antigua enseñanza de la Sagrada Escritura, de los Padres y de toda la tradición cristiana, que ya a los comienzos de la Iglesia, teniéndolo todo en contra, venció el impudor de los paganos. La desnudez total o parcial en público -relativamente normales en el mundo greco-romano, en termas, teatros, gimnasios, juegos atléticos y orgías-fue y ha sido rechazada por la Iglesia siempre y en todo lugar. Volver a ella no indica ningún progreso, no significa recuperar la naturalidad del desnudo y quitarle así su falsa malicia, sino que es una degradación. Es un mal, pues “el mal es la privación de un bien debido” (STh I, 48,3), y en este caso el vestido es un bien debido al hombre caído. (José María Iraburu)

Una sociedad sin sexos

Así, la monogamia entró en escena bajo la forma de esclavizamiento de un sexo por el otro, proclamación de un conflicto entre los sexos, desconocido hasta entonces en la historia. El varón, en la familia, equivale a la burguesía, y la mujer representa en ella al proletariado. La consecuencia lógica de este paralelismo es la lucha por la emancipación de la mujer a través de un proceso revolucionario, su necesaria apropiación de los medios de reproducción (en este caso relacionados con la genitalidad) y la llegada final de una sociedad sin sexos. (Alejandro Díaz – HISPANIDAD)

“Libertad religiosa” de Lutero

Si el cristiano es libre para interpretar los textos sagrados, entonces, también la interpretación católica es posible y debe ser aceptada. Y debería haber sido respetada en consonancia con la “libertad religiosa” que Lutero y sus diáconos predicaban. Si la lógica humana no es una patraña desde su misma raíz, esto es así. Pero lo cierto es que el nuevo clero creó una versión del cristianismo que fue la única aceptable y todas las demás fueron proscritas y perseguidas; la católica por supuesto, pero también los anabaptistas, calvinistas, menonitas, etcétera. (Mejor no hacer caso – INFOCATÓLICA)

Religión antropoteísta

Esta religión antropoteísta tolera creencias de toda índole, siempre que no se atrevan a rozar (¡ni siquiera a toser!) su meollo dogmático; y, en su igualitarismo de hormiguero, permite que todas valgan exactamente lo mismo: o sea, nada. Esta religión antropoteísta puede, por ejemplo, tolerar que un señor crea en la resurrección de Cristo, como también tolera que otro señor crea que Peter Parker, al sufrir el picotazo de una araña, se convirtió en Spiderman. Ahora bien, lo que esta religión no permitirá nunca, ni al señor que cree en la resurrección de Cristo ni al que cree en el contagio arácnido de Peter Parker, es que se atrevan a discutir los dogmas sobre los que se asienta su culto antropoteísta. (Juan Manuel de Prada – INFOCATÓLICA)

Son hijos de Satanás

El hipócrita es experto en postureo, en fingir lo que no es. El ejemplo paradigmático del hipócrita dentro de la Iglesia es el modernista. Estos fariseos se hacen pasar por católicos pero no lo son. Si fueran coherentes y auténticos, se irían de la Iglesia Católica. Pero como son hijos de Satanás, adoran las mentiras: ellos siguen empeñados en que son católicos, aunque no lo sean en absoluto. Comulgan sacrílegamente, porque no creen en nada: desde luego, no en la transubstanciación; no en Cristo Eucaristía. No creen en la Santísima Trinidad, ni en la virginidad de María. No creen en los milagros ni en la resurrección de Cristo. No creen en nada. Pero siguen dentro de la Iglesia Católica. No se van. (Pedro L. Llera . INFOCATÓLICA)

Primer Papa y sus seguidores

Cuando Nuestro Señor Jesucristo dijo “tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” determinaba la garantía de fidelidad en la transmisión de Su Doctrina, en la Unidad simbolizada por la piedra del primer Papa y sus seguidores. Esto que parece tan obvio, no es aceptado por los herejes que por diversos motivos, han abandonado la Iglesia y a veces fundado otras Iglesias que comparten parte de la Doctrina Cristiana, pero en ningún caso la fidelidad al Papa. (Carlos González Flórez – EL PAN DE LOS POBRES)