Padre Martínez Cano, m.C.R.

Jesucristo único Salvador del mundo*El diálogo por el diálogo, por lo menos es perder el tiempo. Y no estamos para eso en estos tiempos. Oración, penitencia, apostolado y siempre caridad.

*En tiempos de Ajaz y Manasés, los israelitas sacrificaban sus hijos a Molok en Tofet. Hoy, los hijos, son sacrificados al democratismo-demoniaco, en todas las partes del mundo.

*Lo sabemos pero no lo vivimos: Jesucristo es el único Salvador del mundo, el único Dios verdadero. Los primeros cristianos lo entendieron y lo vivieron y difundieron el Evangelio por todo el mundo.

*No voto. No creo en la democracia. La democracia es un concepto equívoco, un ente de razón irracional. Un palabro. Las llamadas democracias, desprecian la Ley Natural, la Ley de Dios, grabada en los corazones humanos.