Isabel

Drogar las inteligencias

Virgen de Fátima - Consagración Moscow-RussiaHablan de la escuela como servicio público, de la democratización de la enseñanza, de los negocios de la enseñanza privada, de la gestión democrática y de la planificación de las estructuras escolares. Pero todos estos biombos parapetan el verdadero objetivo: drogar las inteligencias con el ateísmo, con la sociedad de consumo materialista, y con una burocracia pedagógica al servicio de la dictadura comunista. (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)

Deformación satánica de la verdad

Que Nuestra Señora de Fátima haya señalado a Rusia tiene un sentido arraigado y concreto. En su alcance histórico, Rusia representa la increencia y la apostasía, la deformación satánica de la verdad religiosa, de la fe, el endurecimiento de los corazones contra lo que nos previno el Apóstol (Heb. 3, 7-9); por eso la necesidad de que el Papa y los obispos la consagren al Inmaculado Corazón. (Juan Fernando Segovia – Verbo)

La mujer

Edith Stein

EI convivir con las tomas de posición del ambiente es el medio más eficaz para esto: de las influencias voluntarias o involuntarias del ambiente depende en gran parte la actitud del hombre que crece hacia el mundo de los valores. Y así es de importancia capital que su formación esté en manos de hombres cuyo sentimiento ha sido formado de manera correcta.

El carácter gnóstico de la Reforma

El error más grande de esta identificación radica en no ver el carácter gnóstico de la Reforma. Al inicio, es cierto, no era patente el gnosticismo luterano. O mejor: sólo resultaba evidente a quienes saben llevar hasta las últimas consecuencias el significado de las afirmaciones y de las tesis. La Reforma manifestará a lo largo del tiempo su verdadera esencia. Tocará a Hegel desvelar el gnosticismo del luteranismo. (Danilo Castellano – VERBO)

  Castigo de Jerusalén (29)

Este trágico acontecimiento fue sólo anticipo del terrible castigo que sufrió Jerusalén, por el deicidio. Jesús lo había profetizado: “Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que son enviados a ti, ¡cuántas veces quise recoger a tus hijos como la gallina recoge sus polluelos debajo de sus alas y no quisiste…! ¿Veis estos grandes edificios? No quedará piedra sobre piedra que no quede derribada”. Efectivamente, en el año 70 los romanos destruyeron totalmente el Templo y quemadas las casas. (Jaime Solá Grané)

Eternos demagogos

Así pues, ¿representan los partidos la soberanía del pueblo, un concepto histórico? La respuesta es: no. Ante todo, porque la soberanía de Bodino es, como se mencionó antes, un concepto teológico importado a la política. La tradición, que es la esencia de la historia, es lo que da forma al pueblo, y, al despreciarla, los partidos futuristas, que son hoy prácticamente lodos -igual que los eternos demagogos, que prometen cosas por lo menos dudosas- no representan prácticamente a nadie. Es completamente lógica y natural la desafección a la política que observa Ortí Bordás, puesto que la monopolizan absolutamente los partidos. (Dalmacio Negro – VERBO)

Los hijos predilectos del mundialismo

Son los hijos predilectos del mundialismo. Su elevado tren de vida y su pasión por el lujo forman parte del ADN de las elites que nos dirigen; al igual que su defensa acendrada del multiculturalismo, directamente proporcional, por cierto, al fervor con que avalan el derribo de las fronteras nacionales. Caracterizadas por la anomia, la ausencia de raíces y el cambio perpetuo, las tradiciones populares les repugnan por entenderlas reaccionarias. Lejos de atender la cuestión social y de responder a las principales inquietudes de esos pueblos cuyos intereses debieran representar, sus acciones se inclinan más hacia su destrucción. De ahí su contumacia a la hora de aprovechar cualquier oportunidad para abrir nuevos frentes que provoquen y agudicen la quiebra del tejido social. (Óscar Rivas – RAZÓN ESPAÑOLA)