Madre Rafaela Mª de Jesús Hostia - 8Por los años 1931-1936, toda la familia tuvimos que abandonar la casa de Maracena y nos refugiamos en un piso de Granada, eran años de persecución, en los que el  hecho de ser católicos era un delito.

Fueron apresados mis hermanos mayores y sufrimos grandes tribulaciones y registros. En uno de estos registros querían llevarse a mi padre, pero yo me revestí de un valor sobrehumano y me interpuse diciendo: “si se llevan a mi padre, nos iremos los cinco con él”. Dios quiso que estas palabras les impusieran temor y salieron corriendo para no volver más. Por eso me decían que era muy valiente ¿Sabes? Yo creo que la Virgen, y mi ángel de la guarda me cuidaban y me daban el valor que necesitaba en cada momento porque cuando tenía 17 años me hice Hija de María en el colegio y le prometí ser siempre suya, acudir a ella en todo momento. Desde pequeña mi mamá me enseñó a dirigirme a ellos, y a pedir su protección con estas tres oraciones:

Madre Rafaela Mª de Jesús Hostia - 8B

Madre Rafaela Mª de Jesús Hostia - 8C