Isabel

Gobernados infantilizados

Los Reyes Magos ofreciendo regalos al Niño JesúsEn definitiva, las siguientes palabras del autor sintetizan su punto de vista sobre la cuestión: “La democracia se está reduciendo a la corrección política definida y sancionada por los gobiernos con el asentimiento activo o pasivo de los gobernados infantilizados por la propaganda masiva, la educación en manos de los políticos y las costumbres del estatismo, entre ellas el clásico panem et circenses”. (Alfredo Crespo Alcázar – RAZÓN ESPAÑOLA)

El populismo europeo

Donald McRae, por ejemplo, autor de Populismo como ideología, describe el discurso populista como: “(…) un apocalipsis inmediato, inminente, mediado por el carisma de líderes y legisladores heroicos”. El populismo europeo, a diferencia de los populismos que aún emergen de la ideología marxista, o de los movimientos agrarios como los definidos por McRae, no aspiran a violentas y dolorosas revoluciones, pero tampoco a cubrir largas etapas de la historia (como las diseñadas por el marxismo) para conseguir sus sueños. (Javier Barraycoa – VERBO)

  Maldito serás (32)

En el Antiguo Testamento se vislumbran algunos rasgos de esta ira eterna de Dios. Nadie puede afirmar la condenación de un hombre concreto pero hay relatos bíblicos que muestran cómo se podría producir una condenación eterna. El homicidio premeditado de Caín es un pecado que clama al Cielo, (también lo son el pecado de la sodomía, la opresión del pobre y la defraudación del jornal al obrero). “La voz de la sangre de tu hermano está clamando a mí desde la tierra. Maldito serás tú desde ahora…” Terrible castigo pronunciado por Dios. (Jaime Solá Grané)

Libertad moderna

El desarrollo de las “opciones” luteranas conducirá, por eso, a una incompatibilidad entre autoridad y libertad, ley moral y autenticidad. Porque importa que el mismo Lutero hubiera favorecido, bajo diversos ángulos y por múltiples razones ocasionales, el nacimiento del Estado moderno, liberal en cuanto Estado pero absolutamente antiliberal respecto del individuo. Lo que de aquí surge es el hecho de que las doctrinas modernas de la libertad serían incomprensibles sin Lutero. O mejor: no habrían nacido, no se habrían desarrollado y no se habrían afirmado históricamente. (Danilo Castellano – VERBO)

La mujer

Edith Stein

La naturaleza y el destino de la mujer requieren una formación que pueda aportar un amor activo a una obra. Esto exige ciertamente, como la formación más importante, la educación del sentimiento, pero esa formación auténtica del sentimiento, a la que pertenecen la claridad del entendimiento, la energía activa, así como la actividad práctica, hace posible el recto ordenamiento interior adecuado a los valores objetivos y la actuación práctica de esta disposición. A la objetiva jerarquía de los valores le toca poner el valor supraterreno sobre todos los valores terrenos. El camino de esta disposición corresponde igualmente a la vocación futura, formar a los hombres para el reino de Dios.

Derechos de la familia

Sí, los niños son miembros de la sociedad, pero lo son porque pertenecen a una familia. Y los derechos de la familia son anteriores a cualquier facultad del Estado. Una cosa debe hacer el Estado cuando falle la familia, y otra que la suplante donde la familia puede bastarse, a través de la enseñanza privada. Ni es completo el concepto de instrucción si se limita a asignaturas culturales. No se puede mutilar al hombre a una entidad de horizontes materialistas, como se lograría sin la formación de ideas esenciales para entender la vida humana, lo que sólo se alcanza por la educación religiosa. (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)

Las condiciones materiales de la historia

Marx y Engels, lo mismo que sus seguidores, expusieron esta doctrina en numerosos escritos, pero la síntesis más precisa, a mi juicio, es la que Marx escribió en el “Prólogo” a la Contribución a la crítica de la economía política. Allí expone Marx su tesis afirmando que no es el espíritu, como creía Hegel, el que rige la historia sino más bien “las condiciones materiales de vida”, relaciones de producción necesarias e independientes de la voluntad humana, relaciones entre los hombres determinadas por el desarrollo progresivo de las “fuerzas productivas materiales”. (Juan Fernando Segovia – Verbo)