Montserrat

Los Diez Mandamientos obstáculo

Conversion San Pablo_25EneroGuido De Ruggiero, explica Castellano a modo de ejemplo, “destacó que la subjetividad jurídica sería sinónimo de independencia de toda dependencia natural o coactiva. No sería libre, por tanto, quien está sometido a la ley natural que no permite la autodeterminación absoluta, quien debe estar debajo de una voluntad distinta de la propia. Los Diez Mandamientos constituirían obstáculos para la libertad, como toda autoridad obstaculizaría también la libertad”. (José Luis Widow – Verbo)

Amor recíproco

El amor debe ser recíproco. Como el Señor Jesús ha bebido por mí toda la amargura, entonces yo, su esposa, para dar prueba de mi amor hacia Él, aceptaré todas las amarguras. Quien sabe perdonar, se prepara muchas gracias de parte de Dios. Siempre que mire la cruz, perdonaré sinceramente. (Santa María Faustina Kowalska – Diario – La Divina Misericordia en mi alma)

El buen político

El buen político, el que se cuida de estructurar sólidamente la sociedad, sabe que la dinámica del divorcio, por la lógica interna de los procesos sociales, arrolla fatalmente y en corto plazo la menguada estabilidad que por la inercia sociológica conserva la familia tras la ley divorcista. La práctica del divorcio posee una temible fuerza expansiva -debido a la atracción que siente el hombre hacia la utilización de recursos manipuladores- . En virtud de ciertas leyes de la vida personal que es temerario desconocer y quebrantar, toda ley divorcista desencadena en corto plazo el “divorcio en rampa”. El experimento del divorcio apenas tiene retorno. (Alfonso López Quintás – Manipulación del hombre en la defensa del divorcio)

Sirven al diablo

¡Cuántos católicos, no obstante, sirven muy buenamente al diablo con obras de este jaez! ¿Se van convenciendo ahora de cuán perversa cosa es el Liberalismo, y de cuán merecido es el horror con que debe mirar un buen católico las cosas liberales, y de cuán justificada es y natural nuestra feroz intolerancia ultramontana? (Sardá y Salvany – El liberalismo es pecado)

Autodefinirse

La libertad de expresión es una de las manifestaciones en el campo constitucional de la concepción moderna acerca de la autodeterminación como espejo de la libertad. El hombre es libre y su libertad es absoluta pues es el poder de autoafirmarse y autodefinirse. Si el hombre se define por la libertad así entendida, no tiene naturaleza, es el producto contingente de una potencia también contingente, es existencia que determina su esencia. “La asunción de la esencia del hombre como libertad negativa -colige Castellano- equivale, pues, a concebir al hombre como simple afirmación y despliegue de un poder no regulado por la racionalidad sino bajo el aspecto del cálculo, como “narración” de sí, como “hacerse” históricamente”. Sobre esta hipótesis se fundan los derechos humanos y es la raíz más o menos explícita del personalismo. (Juan Fernando Segovia – Verbo)

Más atributos de la monarquía

Vio centellear en los cielos su enseña y su blasón en el Cruz de Constantino; bajó reverente la cabeza con Teodosio ante las amonestaciones del Obispo de Milán; y cuando Roma fue despedazada por el hacha de los bárbaros y aventadas sus cenizas por todos los dominios del Imperio, y a la voz divina cesaron las tempestades y se serenaron los horizontes, la Historia al amparo de la Iglesia, volvió a empezar con una nueva creación y todas las instituciones se renovaron, bañándose en el Jordán de la gracia, en el frente de un rey español, el suevo Requiario. (Juan Vázquez de Mella – El Verbo de la Tradición)

Ideología irracional

En España, el pueblo llevaba muchos años recibiendo una lluvia de propaganda anticlerical y antirreligiosa que en algunos ambientes había creado la convicción de que la Iglesia era el peor enemigo del pueblo. Los partidos y los sindicatos revolucionarios recibían consignas concretas para acabar con los curas y con los católicos como los peores enemigos de la revolución. (Carmelo López Arias – Razón Española)