Montserrat

Voluntad e inteligencia

San Felipe y Santiago - ApóstolesEsa autoposesión del espíritu comprende un doble acto: uno en la voluntad, que es querer el bien universal -no como abstracción, sino como finalidad, es decir, Dios-; otro en el intelecto, que es conocer la Verdad . El de la voluntad es condición para la realización del acto del intelecto. Es en este último donde el espíritu puede llegar a poseer la totalidad del Ser que es su objeto proporcionado. Poseyendo en sí el Ser, el espíritu se autoposee, sin ya depender de nada exterior a él. Evidentemente, el acto autoposesivo más perfecto del que es capaz el hombre no es posible en esta vida. Aristóteles da buena cuenta de esto. Pero eso no quiere decir que no sea en absoluto posible. (José Luis Widow – Verbo)

Manipulación tendenciosa

Si al pueblo se le informara de lo que implica una ley de divorcio, de los fenómenos que ha desencadenado ya en otros países, de las ventajas que reporta para unos y los riesgos que conlleva para otros, las encuestas -realizadas con un método científico- podrían ofrecer datos valiosos en orden a conocer la opción del pueblo. En la selección e interpretación de tales datos, habría que superar todo género de manipulación tendenciosa. (Alfonso López Quintás – Manipulación del hombre en la defensa del divorcio)

Cobardes y traidores

Afiliándose formalmente a un partido liberal. Es la complicidad mayor que puede darse en esta materia, y apenas se distingue de la acción directa a que se refiere. Muchos hay que, en su claro juicio, ven toda la falsedad doctrinal del Liberalismo y conocen sus siniestros propósitos y abominan su detestable historia. Mas, o por tradición de familia, o heredados rencores, o por esperanzas de medro personal, o por consideración a favores recibidos, o por temor a perjuicios que les puedan sobrevenir, o por otra causa cualquiera, aceptan un puesto en el partido que tales doctrinas sustenta y tales propósitos abriga, y permiten se les cuente públicamente entre sus individuos y se honran con su apellido y trabajan bajo su bandera. (Sardá y Salvany – El liberalismo es pecado)

Satanás sacudió mi cama

Una vez acostada, me dormí en seguida; no obstante cerca de las once, Satanás sacudió mi cama. Me desperté inmediatamente y comencé a rezar con calma a mi Ángel Custodio. De súbito vi las almas que estaban expiando en el purgatorio; su aspecto era como una sombra y entre ellas vi muchos demonios; uno de ellos trató de molestarme arrojándose en forma de gato sobre mi cama y mis pies, y era tan pesado como si [pesara] algunos pud*.

*pud – es una antigua medida de peso rusa equivalente a 40 libras. (Santa María Faustina Kowalska – Diario – La Divina Misericordia en mi alma)

Estado “Gran Hermano”

Se podrá objetar que una libertad de expresión sujeta a la verdad es una libertad amordazada, al menos en su operatividad práctica, en cuanto supone un control externo preventivo y represivo sobre su contenido. Control externo que tendría que gestionar modernamente el Estado, utilizando -si se es lógico- todos los medios coactivos proporcionales (censura preventiva de prensa, de internet; intervención de correspondencia, secuestro de publicaciones, predeterminación de la libertad artística, etc.). Todo lo cual, por sus propias proyecciones, alcanzaría las libertades básicas de los ciudadanos, la misma “libertad externa” que Gil Robles se esmera por asegurar. Estaríamos a solo un paso de transformar al Estado en el “Gran Hermano” de Orwell, o, peor aún, en el “Gran Inquisidor” soñado por Iván Karamazov. (Julio Alvear Téllez – Verbo)

Antagonismo Cataluña-España

Cuando aquí se trata de poner en antagonismo a Cataluña y a España -¡qué absurdo!- parece que se ignora la Historia de España y que no se quiere conocer la grandeza de la de Cataluña, que puede figurar como primogénita entre las que se extienden por las orillas del Mediterráneo. Pues qué, señores, sin la tradición catalana, sin lo que ella incorporó a la Monarquía aragonesa, ¿hubiera ido Gonzalo de Córdoba a Nápoles si antes no hubiesen ido Alfonso V y Pedro III a Catania y a Palermo? ¿hubiéramos luchado con los angevinos y extendido nuestra dominación por el Milanesado? ¿Hubiéramos luchado y vencido en París? ¿Hubiéramos tenido el duelo a muerte, que no era de dos reyes ni de dos dinastías, sino de dos pueblos que representaban intereses diferentes en el siglo XVI, entre Carlos V y Francisco I? (Juan Vázquez de Mella – El Verbo de la Tradición)

Atmósfera de terror

Más allá de estos datos, había un factor que permeaba la sociedad vasca: el terrorismo étnico practicado por ETA, que tenía como objetivos principales a los cuadros de AP y UCD, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y al empresariado. Este factor distorsionador provocó repercusiones tangibles. Al respecto, las aludidas formaciones en numerosas ocasiones no pudieron presentar listas de candidatos en diferentes localidades. Por tanto, a través de la creación de una atmósfera de terror, ETA influyó decisivamente en la composición del Parlamento vasco. (Alfredo Crespo Alcázar – Razón Española)