Antonio Gibello

eSPAÑAY posiblemente sea verdad dada la inflacionaria estructura del “pesebre político partidista” en el que pacen los más de quinientos mil “enchufados” que forman los diecinueve gobiernos autonómicos y sus respectivos parlamentos, más las asociaciones políticas y sindicales que, lejos de financiarse con las cuotas de sus miembros, esquilman las rentas de trabajo de todos y cada uno de los ciudadanos, pertenezcan o no a tales organizaciones.

(AFÁN)