Padre Martínez Cano, m.C.R.

Nuestra Señora del Pilar* La religión católica es la expresión más auténtica de la libertad del hombre. Quienes luchan contra la Iglesia luchan contra la dignidad del hombre. Son endemoniados.

* Por mucho que se emperren los revolucionarios, el hombre nuevo no surgirá de sus ideologías. El hombre nuevo es el que vive en gracia de Dios y cumple los Mandamientos.

* Los democratistas siempre hablan de la edificación de una sociedad futura, técnicamente perfecta. Y así seguirán hasta que les llegue el juicio de Dios: eterna felicidad  o eterno sufrimiento.

* Dios permite persecuciones y la guerra contra la Iglesia, para que nos santificamos combatiendo los nobles combates de la fe. Luchemos por el reino de Cristo: Una eternidad de felicidad.