1. Las elecciones de 1936 y el Frente Popular

FrancoLas elecciones que precedieron al establecimiento de un Gobierno de Frente Popular, en febrero de 1936, fueron falseadas por los partidos extremistas; obtuvieron electores por la amenaza y el terror, sea que votaran con ellos, sea que se abstuvieran de votar contra ellos. A pesar de todo, los piulidos de derechas tuvieron más sufragios que los de izquierdas. Entonces recurrieron a los grandes remedios, como la anulación de resultados en ciertas circunscripciones y otras prácticas similares, gracias a las cuales los extremistas obtuvieron el Poder. Una vez instalados, en él, les bastó poco tiempo para extender la anarquía y el caos en el país.

(15-VI1I-1937: «La Revue Belge».)

  1. Lucha en defensa de Europa

lis la lucha en defensa de Europa y, una vez más, cabe a los españoles la de llevar en la punta de sus bayonetas la defensa de la civilización, de mantener una cultura cristiana, de mantener una fe católica y de mantenerlas al estilo de Don Quijote, marchando con su coraje, con su entusiasmo y con sus mejores valores, que son hoy el corazón y la entraña de España.

(IX-1937: Burgos.)

  1. El desenfreno del Frente Popular

Todos los Gobiernos del Frente Popular, todos los Gobiernos de izquierdas que han gobernado España no han estimado y han desconocido el principio de autoridad, dejándose desbordar por elementos más avanzados que ellos mismos. Ha sido así como España fue arrastrada hacia un desorden desenfrenado.

(X -1937: Declaraciones a «Le Figaro».)

  1. La victoria, salvación de España

Nuestra victoria significa la salvación de España y evitar que se convierta en una colonia soviética. Significa una restauración de la unidad nacional que estaba amenazada por traficantes políticos y por traidores separatistas. España no tiene ningún sueño de locura. Está a gusto en su territorio y sólo aspira a mantener buenas relaciones con todos los países.

(26-XII-1937 Declaraciones al «New York Times».)