mojonesMontserrat

España, la primera Nación con un régimen representativo

“Sir Ernest Barker, el conocido tratadista político británico, reconoce que fue España el primer país que puso en práctica un régimen representativo. En las cortes de Castilla y de Aragón aparecen, en efecto, las primera representaciones colectivas de ciudades y clases. El antiguo régimen político-social de los reinos españoles fue –según Mella- la mejor realización histórica de aquella más perfecta forma de gobierno que Santo Tomás hacía consistir en una armonía de las tres formas legítimas de gobierno aristotélicas: la democracia, la aristocracia y la monarquía. ‘España -dice- fue una federación de repúblicas democráticas en los municipios y aristocráticas, con aristocracia social, en las regiones, levantadas sobre la monarquía natural de la familia y dirigidas por la monarquía política del Estado’”. Rafael Gambra, El Verbo de la Tradición, p.29

Misioneros españoles en Hispanoamérica

“2. Brilla aquí, en la tradición firme y antiquísima del Pilar; la dimensión apostólica de la Iglesia en todo su esplendor. El Papa es el que por designio y misericordia del Señor encarna y perpetúa de forma eminente esa tradición apostólica, que tiene en Roma una histórica e inquebrantable relación con la figura y el ministerio de Pedro. Pero el Papa quiere llevar a las Iglesias en América no sólo la firmeza de la fe que Pedro representa, sino también la audacia misionera de los otros apóstoles, que obedeciendo al mandato del Maestro, pusieron sus talentos y sus mismas vidas al servicio de la difusión del Evangelio en el Nuevo Mundo.

La fe que los misioneros españoles llevaron a Hispanoamérica, es una fe apostólica y eclesial, heredada -según venerable tradición que aquí junto al Pilar tiene su asiento secular- de la fe de los Apóstoles. Desde la misma fuente vigorosa y auténtica de la fe de los Apóstoles, quiere ahora el Papa llevar un nuevo impulso a las Iglesias en América y a vuestra propia Iglesia española.” San Juan Pablo II, Ante el v centenario de la evangelización de América, p 13.

A los jóvenes

“Todo argentino, pero principalmente la juventud, debe saber que catolicismo y Masonería son términos que se contradicen y excluyen absolutamente como el Cristo y el Anticristo. Y también debe saber que el liberalismo o laicismo en todas sus formas, constituye la expresión ideológica propia de la masonería.

Poco importa que muchos liberales no sean masones; hay instrumentos lúcidos e instrumentos ciegos. Lo importante es que unos y otros colaboran Objetivamente en la destrucción de la Iglesia de Cristo y del orden católico de la República.

Lo que mueve toda la acción de la masonería es, en última instancia, el odio a Cristo y a todo lo que lleva su nombre en las almas y en las instituciones humanas. Su objetivo final es la destrucción de lo católico y de todo lo que se fundamenta o inspira en su doctrina.

[…] Católico es el origen, la raíz y la esencia del ser argentino. Quiere decir que atentan contra lo católico en conspirar contra la patria.

Más todavía, la disminución de la fe en el pueblo argentino comporta a la vez una disminución de su patriotismo.” Episcopado Argentino 1959, Verbo, mayo 1959, p. 37.

A los cien años

“Exactamente a los cien años y un mes de haber nacido el Carlismo, un decisivo día 29 de septiembre de 1833, nacía Falange otro 29 de octubre de 1933, con un credo católico y español y un estilo de sacrificio y heroísmo coincidente, con gran capacidad de integración. Pronto, un adalid como José Antonio, de profunda atracción, visión política y realismo operante, cultivó y recogió una temprana y ágil cosecha de gente moza. Con estas dos fuerzas en línea, el liberalismo y el marxismo estaban sentenciados.” José María Codon, La Tradición en José Antonio y el Sindicalismo en Mella, p.58

Creciente odio a Dios

“Podemos ver señales de decadencia de la sociedad en el mundo entero. Una sociedad en el mundo entero. Una sociedad que está dominada por un creciente odio a Dios. Esto lo habíamos visto en el Comunismo, pero tenemos que comprender que este mismo odio es uno de los motores que mueven a la ideología liberal. Esto lo advertimos particularmente en los países que han legalizado el aborto y el así llamado ‘matrimonio’ entre personas del mismo sexo, así como la adopción de niños por esas mismas parejas. La promoción del homosexualismo es uno de los resultados de la ideología de género, la cual es profundamente antinatural. Esta ideología es consecuencia directa de la visión de la libertad negativa que es una parte esencial del liberalismo. Está basada en la concepción errónea de que los seres humanos son absolutamente libres de hacer lo que se les ocurra con sus vidas.” Ignacio Barreiro Carámbula, Revista Verbo, nº 533-534, marzo-abril 2015, pp. 195 y 196.

“Estado de Obras” de Franco

“No menos polémica fue su legitimación pragmática del régimen de Franco, como ‘Estado de obras’ y garante del orden, la justicia y el desarrollo económico. Su legitimidad ya no sería carismática, ni tradicional, sino racional-funcional. En todo momento, Gonzalo Fernández de la Mora interpretó el régimen de Franco como un instrumento de modernización de la sociedad española más eficaz que el socialista o el demoliberal. En el campo político, luchó denodadamente, como miembro del sector monárquico partidario del pacto entre Franco y Juan de Barbón, por la institucionalización definitiva de ‘la dictadura constituyente’, mediante la instauración de la Monarquía tradicional y representativa, siguiendo el modelo de Acción Española” Pedro Carlos González Cuevas, Revista Razón española, mayo-junio 2015, pp. 278 y 279.

Amor eterno

Oh Amor Eterno, mandas pintar Tu Santa Imagen [1]
y nos revelas la fuente inconcebible de la misericordia,
Bendices a quien se acerca a Tus rayos,
y el alma negra se convierte en nieve.
Oh dulce Jesús, aquí [2] has establecido el trono de
Tu misericordia
Para dar alegría y ayudar al pecador,
De Tu Corazón abierto, como de un manantial puro,
Fluye el consuelo para el alma y el corazón contrito.
Que el honor y la gloria para esta imagen
no dejen de fluir de las almas de los hombres,
Que cada corazón glorifique la Divina Misericordia
Ahora y por los siglos de los siglos y en cada hora.
Santa Faustina Kowalska, Diario de Santa Faustina Kowalska, nº 1.