chispicasMartínez Cano, mCR

La gran Tripulación  

Estamos viviendo la “gran Tribulación” que San Juan nos anuncia en el Apocalipsis. Que los hijos de este mundo vivan como bestias o diablos. Lo nuestro es “lavar y blanquear nuestros mantos en la sangre del Cordero”. Ser cristiano es vivir como Cristo vivió. Vivamos como Cristo nos enseñó y viviremos eternamente felices con Él en su Reino.

María Santísima nos protege bajo su mirada maternal. Convéncete que la Virgen es nuestra Madre, y combate los nobles combates de la fe para instaurar en la tierra el Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo.

La Virgen y dos musulmanes  

Pasaba por un parque. Dos musulmanes negros trabajaban en el jardín. Hablo con ellos del tiempo, la familia y me dicen: “yo tengo una mujer y un hijo, pero tendré tres mujeres, como en mi país”. Les hablo de la Virgen y no entendían, pero al nombrar a María, asienten. Ellos dicen que es la madre de un gran profeta. La Virgen María es madre de Dios. Les ofrecí dos estampas de la Virgen de Fátima y las aceptaron. Aquel día hacia bastante calor. Al marcharme, les dije: “tened cuidado que el sol os va poner más negros”. Contestaron: “hoy en nuestro país están a 40 %”.

Idolatría   

Los políticos que abortó la Revolución Francesa nacieron sin Padre ni Madre. Fabricaron sus dioses y diosas, a los que rindieron culto satánico. Su madre diosa, es la razón pervertida, simbolizada en una prostituta que sustituyó a la imagen de la Virgen de Notre Dame de la catedral de Paris. En nuestros días sus dioses son el poder, el dinero, la lujuria, la corrupción, etc. El Señor les advierte: “Si en medio de ti, en alguna de las ciudades que Yavé, tu Dios, te da, hubiere hombre o mujer que hiciere lo que es malo a los ojos de Yavé, tu Dios, traspasando su alianza, yéndose tras otros dioses para servirles y postrarse ante ellos, ante el sol o la luna o cualquier astro del ejército de los cielos, cosa que yo no he mandado; cuando la cosa llegue a ti, harás una escrupulosa investigación; si el rumor es verdadero y el hecho cierto, si se cometió tal abominación en Israel, llevarás a tus puertas al hombre o mujer que tal maldad ha cometido y los lapidarás hasta que mueran. Sólo sobre la palabra de dos o tres testigos se condenará a muerte al que haya de ser condenado; no será condenado a muerte sobre la palabra de un solo testigo. Las manos de los testigos se alzarán las primeras contra él para hacerle morir, y después seguirán las del pueblo. Has de extirpar el mal de en medio de ti”. (Deuteronomio 17, 2-7)

Enemigos de Jesús y de la Iglesia   

Los políticos coétanos que se niegan a reconocer las raíces cristianas de Europa, la verdad histórica de la cristiandad que sus antepasados destruyeron, quieren destruir, movidos por el odio infernal a la Iglesia católica, apostólica y romana, Cuerpo Místico de Cristo.

Jesús dijo ante Sanedrín que Él era hijo de Dios. Y lo condenaron a muerte, por blasfemo. Los Senadores y Parlamentarios contemporáneos, progresistas y democratistas ellos, condenan la Doctrina Católica por fascista, farisea, blasfema y antihumana. La Iglesia de Cristo les molesta, les estorba porque condena el aborto, el divorcio, la eutanasia y la doctrina relativista y democratista.

Rojos y católicos    

Los españoles autodenominados “rojos” fueron a la guerra de 1936 – 1939 manipulados, engañados, por la satánica ideología comunista.

Los españoles católicos fueron a esta última cruzada impulsados por el ideal de defender a la Iglesia de Cristo y a nuestra Patria España, sublime arcano de tradiciones, Relicario de grandezas, Madre de Nuevos Mundos, Luz de la Historia, Albergue de Santidad, Defensora de la Iglesia católica, España sin Cruz dejaría de ser España.

Hoy, como nunca, la Iglesia y la patria necesitan Cruzados que combatan los nobles combates de la fe.

¡Tonto!. Caridad, hermano    

 No sé cuantas veces Jesús dijo: “¡Necios! ¡Hipócritas!” Sabemos que lo dijo a los necios y a los hipócritas. Estoy convencido que decirle las cosas tal y como son al prójimo es una obra de misericordia.

Los santos practicaron esta obra de misericordia. Hoy he leído las siguientes palabras de San Pío de Pietrelcina: “No pongamos nuestra felicidad en gozar de una salud floreciente; de lo contrario, estaríamos igual que los tontos mundanos privados de los secretos celestiales”.

Hermanos, no seamos tontos, ni necios, ni hipócritas. Oración, penitencia, caridad, alegría y mucho amor a Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.

 Los hijos de la nada   

Los masones dicen que Adán fue el primer masón; los comunistas que Cristo fue el primer comunista; los podemos, que lo pueden todo sin Cristo y contra la Iglesia de Cristo. . . seguiremos en la próxima evolución. Todos los descerebrados tienen el mismo dios. Le llaman NADA. Todos han encontrado la palabra perdida: NADA. Antes que ellos no había nada. Sólo ellos ERAN, SON y SERÁN. Todo lo demás es nada. Dios no existe. Cristo no es Dios. La Iglesia católica no es divina, sólo humana. Sólo ellos son TODO.

Yo les digo: Todo ha sido creado por Dios. Dios es eterno. Existe el infierno donde se sufren tormentos terribles eternamente. Existe el Cielo donde se goza eternamente de una felicidad divina.

Pastoral sobre arena   

  “No se puede, bajo el pretexto de que ya no nos escuchen, adaptar la formulación de la enseñanza de Cristo y de la Iglesia a la circunstancias, a la historia o a la sensibilidad de cada uno. Si se crea un magisterio inestable, se crea una duda permanente. Hay un enorme trabajo que hacer al respecto: hacer comprensible la enseñanza de la Iglesia manteniendo intacto el núcleo de la doctrina. Y es por eso que es inaceptable separar la doctrina de la pastoral: una pastoral sin doctrina es una pastoral construida sobre la arena”. (Cardenal Robert Sarah)