mojonMontserrat

Tu infinita misericordia

“Oh Jesús mío, mi única esperanza, Te agradez.co este gran libro que has abierto delante de los ojos de mi alma. Este gran libro es Tu Pasión afrontada por amor hacia mí. De este libro he aprendido cómo amar a Dios y a las almas. En él están encerrados inagotables tesoros para ·nosotros. Oh Jesús, qué pocas son las almas que Te entienden en Tu martirio de amor. Oh, qué grande es el fuego del amor purísimo que arde en Tu Sacratísimo Corazón. Feliz el alma que ha entendido el amor del Corazón de Jesús. Mi mayor deseo es que las almas Te conozcan, que sepan que eres su eterna felicidad, que crean en Tu bondad y que alaben Tu infinita misericordia.” Santa Faustina Kowalska, Diario de Santa Faustina Kowalska, nº 304 y 305.

El ser de España

“Pero ¿es verdad que la Religión Católica constituye el elemento predominante y directivo de la Patria y de la nación española? Para negarlo, a fin de eludir la consecuencia de la enseñanza religiosa obligatoria, hay que negar su historia, es decir, negar a España, no tengo más que trazar ante vosotros las líneas más grandes y más generales de esa historia para demostraros que la Religión Católica es la inspiradora de España, la informadora de toda su vida, la que le ha dado el ser, y que sin ella no hay alma, ni carácter, ni espíritu nacional.” Juan Vázquez de Mella, El Verbo de la Tradición, p. 61.

Fabricantes de leyendas negras

“Los fabricantes de leyendas negras, que vuelven y revuelven constantemente sobre la sed de oro como fin determinante de la Conquista, deberían explicar, también, por qué España llega, permanece y se instala no solo en zonas de explotación minera, sino en territorios inhóspitos y agrestes. Porque no se abandonó rápidamente la empresa si recién en la segunda mitad del siglo XVI se descubren las minas más ricas, como las de Potosí, Zacatecas o Guanajuato. Por qué la condición de los indígenas americanos era notablemente superior a la del proletariado europeo esclavizado por el capitalismo, como lo han reconocido observadores nada hispanistas como Humboldt o Dobb, o Chaunu, o el mercader inglés Nehry Hawks, condenado al destierro por la Inquisición en 1751 y reacio por cierto a las loas españolistas.” Antonio Caponetto, www.statveritas, Revista Empenta, nº 99 (2º Trim 2015), p. 26.

Partidos y facciones

“”La historia de la Edad Media es la historia de la lucha por el Reinado, en la cual la Iglesia, no menos que los laicos, jugó un papel. El objetivo era establecer y asegurar reyes en su cargo, por un lado por la gracia de Dios, y por el otro por la lealtad del Pueblo, de modo que el poder estuviese asegurado en todas partes para impedir la intoxicación de privilegios y la influencia del dinero. Es evidente que el Pueblo no puede ejercer el poder por sí mismo, por lo que, en verdad, no hay pueblo a no ser que haya Rey. Los pueblos sin reyes están divididos en partidos y facciones, de las cuales la más ricas se convierten inevitablemente en las más poderosas” (Seward Collings)” John Rao, Revista Verbo, nº 535-536, mayo-junio-julio 2015, p. 467.

Tolerancia

“Síguese de ahí que juzgan su inteligencia libre de creer o de no creer, y juzgan asimismo libre la de todos los demás. En la incredulidad, pues, no ven un vicio, o enfermedad, o ceguera voluntaria del entendimiento, y más aún del corazón, sino un acto lícito de la jurisdicción interna de cada uno, tan dueño en eso de creer, como en lo de no admitir creencia alguna. Por lo cual es muy ajustado a este principio el horror a toda presión moral o física que venga por fuera a castigar o prevenir la herejía, y de ahí su horror a las legislaciones civiles francamente católicas. De ahí el respeto sumo con que entienden deben ser tratadas siempre las convicciones ajenas, aun las más opuestas a la verdad revelada; pues para ellos son tan sagradas cuando son erróneas como cuando son verdaderas, ya que todas nacen de un mismo sagrado principio de libertad intelectual. Con lo cual se erige en dogma lo que se llama tolerancia, y se dicta para la polémica católica contra los herejes un nuevo código de leyes, que nunca conocieron en la antigüedad los grandes polemistas del Catolicismo.” Félix Sarda y Salvany, El Liberalismo es pecado, p. 18.

46.000 judíos

“Otro punto caliente en una obra sobre el III Reich es necesariamente la cuestión judía. Documentos del Mossad descubiertos en 1964 hablan de 46.000 judíos que debían la vida a acciones directas de España durante la guerra. Ninguno de los que alcanzaron la frontera fueron devueltos. Incluso el germanófilo Ramón Serrano Suñer reclamó a las autoridades alemanas a 17 sefarditas que habían sido deportados, porque les amparaba la ley que les consideraba españoles. El 8 de abril de 1944 un representante del Congreso Mundial Judío se entrevistó en Lisboa con Nicolás Franco y le advirtió de que las circunstancias se agravaban para ellos. En cuanto el Caudillo recibió el informe de esta reunión, ordenó al ministro Jordana que agilizase todo lo concerniente a los judíos: “Había que moverse deprisa porque ya no quedaba tiempo”.” Carmelo López-Árias, Revista Razón Española, nº 194, noviembre-diciembre 2015, p. 371.

Constitución natural

“Desde el ángulo de la constitución natural, pues, hay que poner en tela de juicio la noción de un constituyente proveniente de un acto voluntario colectivo, la idea de un acto prejurídico que el derecho reconoce como fundamento del mismo. Al contrario, el derecho es condición del pueblo, en la medida en que en la constitución natural la fuente del derecho no es la voluntad del pueblo, sino la naturaleza propia de la comunidad política, natural al hombre. Para esta doctrina, en efecto, el constituyente es un poder ordenador que obra legítimamente sobre la base de un orden jurídico, muy lejos de un poder de hecho que cuenta con fuerzas discrecionales (la libertad individual).” Joaquín Almoguera Carreres, Revista Verbo, nº 537-538, agosto-septiembre-octubre 2015, p. 575.