El Consiliario

Corazón de María, bendito entre todos los corazones, ruega por nosotros.

*

En el Cielo veremos a Dios “tal cual es” (1ª Jn 3, 21) claramente, eternamente.

*

No me puedo explicar el odio bimelinario contra la Iglesia Católica, sin la existencia de Satanás.

*

La democracia nació en pecado mortal. Y promueve y propaga todos los pecados mortales, no sólo el aborto.

*

El consenso político es una mentira universal. Hay una verdad política. La enseña el Magisterio social y político de la Iglesia.

*

La democracia es una enfermedad ideológica contagiosa. Su programa político, la animalización de las personas: mona, mono, burro, burra.

*

El democratismo pretende destruir la realidad creada por Dios. Los democratistas no razonan, imponen: aborto, divorcio, eutanasia, ideología de género, sexualidad, etc.