Montserrat

Contra la Iglesia

Sagra Familia y la Iglesia.jpgEl tercer extremo de la disyuntiva es la afirmación de la Iglesia y de la libertad. La potestad civil no es absoluta. La Iglesia, al afirmarse a sí misma con la jerarquía de sus principios y de sus derechos, madre fecunda de personas colectivas, defiende a todas las inferiores, que sucumben si ella, que es la más grande de todas, sufre detrimento en sus prerrogativas. Por eso toda opresión contra la familia, contra el municipio, contra la región, contra la escuela y la universidad, y contra las clases, es decir, contra todos los órganos de soberanía social, empieza siempre contra la Iglesia. (Juan Vázquez de Mella – El Verbo de la Tradición)

Fe subjetiva

De lo dicho podemos deducir tres grandes innovaciones modernas. En primer lugar, la modernidad trae un paulatino pero decidido (y aparentemente irrevocable) tránsito de la fe objetiva trasmitida por la Iglesia a una fe subjetiva aprendida y sentida por el sujeto mismo, según la entiende su conciencia. La religión se hace creencia individual inmanente. (Juan Fernando Segovia – Verbo)

La república

Así como la más imperfecta es la república por la inversa razón. La monarquía exige la virtud de un hombre solo, y la república exige la virtud de la mayoría de los ciudadanos. Es, pues, lógicamente hablando, más irrealizable el ideal republicano que el ideal monárquico. Este es más humano que aquél, porque exige menos perfección humana y se acomoda más a la rudeza y vicios de la generalidad. (Sardá y Salvany – El liberalismo es pecado)

El bien humano y el sobrenatural

Por último, el orden moral es también cristiano por su finalidad. Se puede reconocer un bien o fin del sólo orden de la naturaleza, distinto del sobrenatural. Pero si el fin natural es distinto del sobrenatural y reconocible por la sola razón natural, sin necesidad de la fe, eso no quiere decir que existencialmente se ubiquen en mundos separados. “(A) un en la distinción, los dos órdenes no están se parados. (…) el bien humano histórico y el sobrenatural están inscritos en la naturaleza del hombre”. (José Luis Widow – Verbo)

Comunidad inexpugnable

El antídoto por excelencia de la manipulación es la creatividad, pues mediante la actividad creadora afirman los hombres su personalidad y se estructuran en comunidades. Toda estructura es de por sí dinámica y confiere a los seres flexibilidad y firmeza a la par. Una comunidad humana, cuando en verdad es tal, resulta inexpugnable. Nada hay más fuerte que un conjunto de personas reciamente estructuradas. Nada ofrece un flanco más débil al ataque que un conjunto amorfo de hombres. Faltas de impulso creador, las comunidades humanas degeneran en meras colectividades, son reducidas fácilmente a la condición inestructurada de masas y quedan a merced de los profesionales de la violencia. (Alfonso López Quintás – Manipulación del hombre en la defensa del divorcio)

La División Azul

Vamos a dar por bueno que la División Azul, puesta en pie por Serrano Suñer a la voz de “¡Rusia es culpable!, fuera el expediente de que Franco se valió para saldar la ayuda alemana en la guerra civil y librarse de entrar en la mundial. (Aquilino Duque Razón Española)

Ingratitud

Oh, qué grande es la indiferencia de las almas por tanta bondad, por tantas pruebas de amor. Mi Corazón está recompensado solamente con ingratitud, con olvido por parte de las almas que viven en el mundo. Tienen tiempo para todo, solamente no tienen tiempo para venir a Mí a tomar las gracias. (Santa María Faustina Kowalska – Diario – La Divina Misericordia en mi alma)