Pablo

 Cristianos no católicos

Jesucristo y Pedro.jpgDiálogos con los cristianos no católicos, para recordarles el mensaje de Unidad de Nuestro Señor Jesucristo “tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” y que seguimos amando y esperando a quienes dejaron de creer en esa piedra angular de nuestra Religión. (Carlos González Flórez – EL PAN DE LOS POBRES)

16  Para obispos masones

Quemad todos los catecismos. Decid a los catequistas que enseñenque el mejor modo de amar a Dios es amarlo en sus criaturas. Amarlo abiertamente es testimonio de madurez. Haced que el término “sexo” se vuelva una palabra de uso diario y corriente en las clases y en los cursos de religión. Haced del sexo una nueva religión. Introducid en las lecciones de religión imágenes sexuales, crudas y explícitas, con el fin de enseñar a los pequeños la realidad. Estimulad a las escuelas para que estén siempre atentas en todo lo relativo a la educación sexual. Introducid tal materia sirviéndoos de vuestra autoridad episcopal. Así los padres no se opondrán y los pocos que lo hagan pasarán por excéntricos y/o rebeldes. (EMPENTA)

46  Pudor y castidad

Habla Jesús del mal deseo de la mirada “a la mujer”, porque sabe que el impudor visible relativo a la mujer es mucho más frecuente y peligroso que el referente al varón, aunque, por supuesto, también se da en éste a su modo. Jesús es realista. De hecho, hoy la industria pornográfica centrada en el cuerpo de la mujer es incomparablemente mayor que el referente al hombre. Y en ese “adulterio del corazón” del que habla Cristo caen los hombres con mucha más frecuencia que las mujeres. En este ámbito, la mujer peca más bien de impudor -y de orgullo, y de vanidad- cuando con su modo de vestir, sus gestos y actitudes, ocasiona en el varón el pecado del adulterio interior. Aunque es obvio que una mujer modesta y decente puede ser objeto, sin culpa suya alguna, de miradas y deseos malos. Y sigue diciendo el Maestro: “Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado en la “gehenna” entero” (Mt 5, 29) (José María Iraburu)

El ecumenismo no lleva a ningún resultado positivo

El ecumenismo que pretende reducir la verdad a un denominador común, negociado en conferencias internacionales, no lleva a ningún resultado positivo, exceptuando el aspecto turístico. Otros métodos son mucho más eficaces para conseguir resultados: la fidelidad a la fe en su integridad, la oración para la unidad y la alianza fraterna con los demás cristianos al defender junto con ellos la vida, la familia, la presencia cristiana en el espacio público, la Civilización Cristiana. (María Virginia Olivera de Gristelli – AVE MARÍA)

Errores del marxismo

Después del colapso de la Unión Soviética los errores del marxismo fueron como liberados del envoltorio que los contenía para propagarse sobre todo en Occidente bajo la forma de relativismo cultural y moral. Tenemos que reconocer el hecho de que la profecía de Fátima, según la cual Rusia habría esparcido sus errores en todo el mundo, se ha cumplido. En el caso de la ideología de género ésta supone que tanto el concepto de “varón” como el de “mujer” (el concepto y la realidad misma varón-mujer) fueron “construidos”. (Alejandro Díaz – HISPANIDAD)

Libertad luterana

La “libertad luterana” no resiste una mirada cercana y libre de prejuicios. Comenzó provocando una guerra espantosa que se llamó la Guerra de los Campesinos y que dejó más de 100.000 muertos en los campos del Sacro Imperio. Porque los campesinos se creyeron de verdad aquellas exaltadas predicaciones en boca de Lutero y de otros que clamaban contra las riquezas acumuladas por los poderosos de la tierra con Roma como garante de tales injusticias. Esto provocó una convulsión social como no se ha conocido otra en Europa hasta la Revolución Francesa. (Mejor no hacer caso – INFOCATÓLICA)

Dónde están las obras de caridad de los partidos

Recuerdo en este punto lo que decía un político izquierdista honrado cuando se hablaba de ayudar o no a las ONG, tanto religiosas como civiles y políticas: “Es que de las vuestras nos fiamos, de las nuestras no”. Y es que en este punto uno no puede por menos de preguntarse dónde están las obras de caridad de esos partidos que tanto presumen de que están con el pueblo y con los pobres, y que en realidad, como se ha visto con el clamoroso fracaso económico de los países marxistas, para lo único que valen es para fabricar pobres, pues son absolutamente inútiles para ayudar a la gente a salir de la pobreza, pero, eso sí, con una enorme capacidad para enriquecer a la clase dirigente. Nunca se me olvidará lo que nos dijo nuestra guía turística en Moscú: “Moscú es la tercera ciudad del mundo en multimillonarios”. Y es que sólo con valores humanos es muy difícil hacer algo por los demás. (Pedro Trevijano)