Montserrat

Católico como el Papa

La palabra liberal has de usarla en cada párrafo; serás, pues, en la común creencia nada más que un soldado como tantos otros que militan bajo esta divisa, y por más que en tus adentros seas tan católico como el Papa (como de eso se jactan algunos liberales), lo cierto es que en el movimiento de las ideas, en la marcha de los sucesos, influirás como liberal, y aun a pesar tuyo, un satélite que no podrás menos de moverte dentro de laórbita general en que gira el Liberalismo. (Sardá y Salvany – El liberalismo es pecado)

La idea española

San Isidoro de SevillaLa idea española tenía sus orígenes remotos en la España visigoda, con san Isidoro de Sevilla, y se desarrolla a finales del siglo IX con Alfonso III. Se trata de la identificación de España con la imitatio Cristi, con misión histórica de expandir en cristianismo por el mundo. Una idea que motivó a Colón, que se reproduce en el testamento de Isabel La Católica y que es dominante en el período de los Austrias, con la Contrarreforma. (Pedro Carlos González Cuevas Razón Española)

Relaciones prácticas

¿Cuál es el ideal de las relaciones prácticas de la Iglesia y el Estado?

Aquel a que tendía afanosamente las sociedades cristianas; “la unión moral y la separación económica”. ¿Cuáles son hoy? Las contrarias, aún en los pueblos donde la Iglesia no está perseguida materialmente: la separación moral y la dependencia administrativa y económica. Una sociedad que no se administra completamente a sí misma y que no goza de independencia económica, no es libre. (Juan Vázquez de Mella – El Verbo de la Tradición)

Estado totalitario

El Estado laico que pretendía ser neutro moralmente termina imponiendo una sola moral que, en lugar de tener como base la realidad humana, tiene corno único fundamento el poder de quien se ha hecho de él. Castellano, situado en las antípodas de esa visión, reconoce que entre ética y política no hay separación. (José Luis Widow – Verbo)

Necesidad de amar

En la meditación fundamental sobre el objetivo, es decir, sobre la elección del amor. El alma tiene que amar, tiene la necesidad de amar; el alma tiene que volcar su amor, pero no en el barro, ni en el vacío, sino en Dios. Cuánto me alegro meditándolo, ya que siento claramente que en mi corazón está solamente Él, únicamente Jesús Mismo; y amo a las criaturas tanto cuanto me ayudan a unirme a Dios. Amo a todos los hombres porque veo en ellos la imagen de Dios. (Santa María Faustina Kowalska – Diario – La Divina Misericordia en mi alma)

Autodeterminación

Una vez que la conciencia individual deviene en regla de la fe, no hay más herejía, porque no existe el error. Para decirlo con Thomas Paine, “my own mind is my own church”. La maldad, el odio, la ira, la violencia, vendrán a ser las auténticas creencias heréticas y conductas cismáticas, como afirmó Spinoza; de modo que toda opinión o doctrina contraria a la paz y seguridad del Estado deviene sediciosa y por lo mismo he rética modernidad importa la autonomía del sujeto y de su razón, esto es del pensar, del razonar y del actuar. La razón, la conciencia, el pensamiento, son un bien inalienable del sujeto y, por lo mismo, no pueden determinarse por nada distinto de ellas. La razón se convierte en la capacidad que se funda a sí misma y que, por ello, se autodetermina. (Juan Fernando Segovia – Verbo)

La manipulación ideológica

La tarea de todo intelectual auténtico radica en neutralizar la manipulación ideológica, tan sutil como eficaz, mediante el estudio a fondo y sincero de las exigencias que plantea la vida personal, sin dejar que el ímpetu investigador sea frenado por intereses privados y partidistas. La indiferencia ante las exigencias de la realidad y, por tanto, de la verdad, se halla en los antípodas de la auténtica cultura que es cultivo del espíritu. La vida del espíritu tiene sus leyes. (Alfonso López Quintás – Manipulación del hombre en la defensa del divorcio)