Consagración a la Maternidad Espiritual del Corazón Inmaculado de María

Corazon Inmaculado de MaríaMADRE: Apoyados filialmente en tu humildad, nos atrevernos a pedirte la gracia de consagramos a ti.

Nos reconocernos indignos de este favor. Pero Dios te ha hecho nuestra Madre. Y a título de hijos venimos a tu Corazón materno, para pedirte y prometerte contando con tu Mediación universal de todas las gracias.

En medio de un mundo mancillado por tantos errores y vicios, dadnos una inteligencia limpia y un corazón Puro. Que apreciemos el don de la fe más que cualquier falsa ciencia mundana. Que amemos la Gracia santificante más que nuestra propia vida humana.