Montserrat

Problemas de infraestructuras y organización

San Juan de Ávila - Doctor de la IglesiaSantiago Abascal, en su obra, recuerda que entre 1978-1980, ETA asesinó a cinco miembros de UCD y a dos de AP. En consecuencia, estos dos partidos quedaron reducidos a un lugar testimonial, con importantes problemas de infraestructura y organización, y con limitadas posibilidades para captar afiliados y votantes. Además, el escenario político en España (mayorías absolutas del PSOE hasta 1993) y en el País Vasco (dominio indiscutible del PNV hasta su escisión en 1986). (Alfredo Crespo Alcázar – Razón Española)

Arrancar parte de nuestra historia

No; tendríamos que arrancar una parte de nuestra historia nacional del siglo XVI; tendríamos que arrancar la dominación del Mediterráneo, que se debió a la cooperación de la historia catalana a la nuestra general; sin el concurso de ese pueblo ilustre, tendríamos que arrancar el recuerdo llameante de Gerona y el tesón heroico de los soldados del Bruch, y no podríamos comprender ni siquiera la guerra de independencia en los comienzos del siglo pasado. (Juan Vázquez de Mella – El Verbo de la Tradición)

La verdad no se impone

Preliminarmente hay que observar que lo propio de la verdad es atraer, incluso cautivar cuando se vuelve patente su claridad. La verdad, en estricto rigor, nunca se impone exteriormente a la mente humana. Lo que se impone de ese modo es la falsedad y la ambientación comunicacional artificiosa que la hace posible, convirtiéndola en fenómeno de masas. Es entonces cuando se puede repetir con Revel aquello de que la primera de las fuerzas que mueven al mundo es la mentira. (Julio Alvear Téllez – Verbo)

Satanás te odia

Todo aquel tiempo rezaba el rosario; de madrugada aquellas figuras se fueron y pude dormirme. Por la mañana, cuando fui a la capilla, oí en el alma la voz: Estás unida a Mí y no tengas miedo de nada, pero has de saber, niña Mía, que Satanás te odia; él odia muchas almas, pero arde de un odio particular hacia ti, porque arrancaste a muchas almas de su poder. (Santa María Faustina Kowalska – Diario – La Divina Misericordia en mi alma)

No se puede justificar

Estos desdichados son los primeros cómplices, los grandes cómplices de todas las iniquidades de su partido; aun sin conocerlas detalladamente, son verdaderos coautores de ellas y participan de su inmensa responsabilidad. Así hemos visto en nuestra patria a hombres muy de bien, excelentes padres de familia, honrados comerciantes o artesanos, figurar en partidos que traen en su programa usurpaciones y rapiñas que ninguna honradez humana puede justificar. (Sardá y Salvany – El liberalismo es pecado)

Manipulación violenta

La subrepticia suposición de que también en cuestiones éticas “manda la base”, de forma que la legislación que regula el comportamiento social debe estar determinada por la opinión de la mayoría. Afirmar que la mayoría del pueblo español se muestra partidaria del divorcio cuando no se ha hecho una mínima claridad sobre el alcance y significación de tal concepto y se ha rehuido un serio debate nacional sobre el tema constituye una manipulación violenta de un concepto tan digno de respeto como es “el pueblo”. Por otra parte, los datos sociológicos no deben ser supervalorados a la hora de clarificar cuestiones éticas radicales, que no se refieren al estado actual de cosas sino a la configuración que debiera tener la sociedad en orden a la plena realización de quienes la integran. (Alfonso López Quintás – Manipulación del hombre en la defensa del divorcio)

Perfecta autorquia

Esta vida será la historia de una voluntad que lucha por disponer al hombre adecuadamente respecto de todo lo real de manera de que pueda llevar acabo el acto cognoscitivo del Ser y unitivo con el Ser en el cual él ya no depende de cosas exteriores, sino que ha logrado la perfecta autarquía del hombre virtuoso, por tener en sí la totalidad del Ser. Esto explica también la primacía absoluta de la vida dianoética por sobre la ética, aun cuando, como se sabe, en la vida presente, haya una relativa primacía de la segunda sobre la primera. (José Luis Widow – Verbo)