Papa Francisco

Nuestra Señora de FátimaIntentemos ahora plantearnos algunas preguntas sencillas. Por ejemplo, ¿por qué se hace la señal de la cruz y el acto penitencial al principio de la Misa? Y aquí quisiera hacer un paréntesis. ¿Vosotros habéis visto cómo se hacen los niños la señal de la cruz? Tú no sabes qué hacen, si la señal de la cruz o un dibujo. Es necesario enseñar a los niños a hacer bien la señal de la cruz. Así empieza la Misa, así empieza la vida, así empieza la jornada. Esto quiere decir que nosotros somos redimidos con la cruz del Señor. Mirad a los niños y enseñadles a hacer bien la señal de la cruz.

Cardenal Carlos Osoro Sierra

Acoger a Dios en nuestra vida: siempre me impresionaron las palabras de la Virgen María al ángel, cuando este entró en su presencia. Ofrecen todo un itinerario de acogida de Dios. Amistad con Dios: supone una relación de amistad con Dios vivida y lograda con todas las consecuencias. Se hace presente Aquel a quien hay que acoger; así lo hace Dios a través del ángel: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”.

Cardenal Raymond Leo Burke

El Evangelio de la Vida es intrínseco al culto espiritual en el corazón de la familia. Levantando sus corazones hacia el corazón de Dios, los padres y los hijos son purificados y fortalecidos para vivir sus mutuas relaciones con un amor puro y desinteresado. Vivimos en una época en la que la verdad fundamental del matrimonio sufre ataques feroces, que tratan de ocultar y ensuciar la belleza sublime del estado matrimonial, el cual ha sido ordenado por Dios desde la creación.

Cardenal Robert Sarah

Hermanos míos, cada vez que celebramos la Eucaristía estamos llamados a entrar en esta pobreza de Cristo. ¿Cómo seguirlo si no nos falta nada? ¿Cómo ser su discípulo si nuestras esperanzas están en este mundo, si estamos apegados a nuestro éxito mundano? Aquí mismo, en 1996, San Juan Pablo II instó a los religiosos a entrar cada vez más profundamente en la línea de vaciado de sí mismo, en la línea de la cruz de la pobreza, castidad y obediencia. No hay otra manera de seguir plenamente a Cristo pobre que despojándose de todo según los consejos evangélicos.

Monseñor Luigi Negri, Arzobispo Emérito

En resumen, la secularización, como otras dificultades encontradas a lo largo de la histona, se ha convertido en el desafío necesario para despertar la identidad de la Iglesia y su misión. Ésta fue la brillante contribución de San Juan Pablo II, aceptada y relanzada por Benedicto XVI: ir de una secularización sin Iglesia a una secularidad llena con la fuerza evangelizadora de la Iglesia. Los cristianos y las personas de buena voluntad nunca estarán suficientemente agradecidos a estos dos Papas que ayudaron a la Iglesia a salir de un complejo de inferioridad respecto al mundo; una situación que actualmente, como hace 30-50 años, se apodera de la Iglesia con fuerzas y medios que sólo en apariencia son nuevos.

Obispo Giampaolo Crepaldi

La Iglesia siempre ha enseñado y defendido el derecho del niño a crecer bajo el corazón de su madre y, antes, su derecho a ser concebido de manera humana bajo el corazón de sus progenitores. Cuando la Iglesia decía que la familia es una sociedad pequeña, pero verdadera, o cuando invocaba el respeto a la subsidiariedad, lo hacía mirando a los niños, en el intento de sustraerlos al Leviatán que quiere apropiarse de ellos.

Obispo Demetrio Fernández

La Sagrada Familia de Nazaret -Jesús, María y José- se nos presentan hoy como modelo de convivencia, donde el amor es el clima de relación de todos sus miembros. Pedimos hoy al Señor por nuestras familias, agradecemos a Dios haber nacido y crecido en una familia. Apoyemos todos la familia, que sigue siendo el nido del amor y el ámbito más valorado hoy en nuestros contemporáneos. Si nos acercamos un poco más al proyecto de Dios, seremos más felices en este campo tan vital de la familia. Dios bendiga a nuestras familias, especialmente a los jóvenes que se casan o se van a casar en este año. Y a aquellos que han sido fieles durante 25 o 50 años, y lo celebran gozosos con sus hijos y nietos. Felicidades a todos.

Con mi afecto y bendición:

+ Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba.

San PÍO X

  Pascendi Dominici Gregis  (42)

Por consiguiente cuando escriben de historia no hacen mención de la divinidad de Cristo; pero predicando en los templos la confiesan firmísimamente. Del mismo modo en las explicaciones de historia no hablan de Concilios ni Padres: más, si enseñan el Catecismo, citan honrosamente a unos y otros. De aquí que distingan también la exégesis teológica y pastoral de la científica e histórica. Igualmente, apoyándose en el principio de que la ciencia de ningún modo depende de la fe, al disertar acerca de la filosofía, historia y crítica, muestran de mil maneras su desprecio de los maestros católicos, Santos Padres, Concilios ecuménicos y Magisterio eclesiástico, sin horrorizarse de seguir las huellas de Lutero; y, si de ello se les reprende, quéjanse de que se les quita la libertad.