Montserrat

La verdad

La visitación de la Virgen MaríaAl exponer graves reparos al proyecto de ley divorcista, algunos escritores se cuidan de subrayar que no intentan imponer sus convicciones a los demás. Caen con ello en la trampa estratégica que su mismo lenguaje monta. La verdad no cabe imponerla coactivamente. La verdad se impone ella desde dentro a todo el que funda con la realidad un campo de iluminación. (Alfonso López Quintás – Manipulación del hombre en la defensa del divorcio)

La voluntad vacía

El vaciamiento de la voluntad ha llevado a que se ponga la elección en el centro de la libertad. “La voluntad vacía, la voluntad como mera autoafirmación está obligada a identificar la libertad con la decisión”. Se trata de una decisión o elección -no estoy seguro si Castellano ve ambos términos como sinónimos- que se autoafirma: lo importante es elegir, no qué se elija. Cuando el bien está presente en el horizonte de la voluntad, la elección no tiene esta centralidad. Evidentemente no es que no importe. Hay muchos bienes, quizá la inmensa mayoría, que se quieren electivamente. (José Luis Widow – Verbo)

¿Populistas?

En esta breve nota voy a analizar la curiosa relación mediática entre el populismo político antisistema y los medios de desinformación y propaganda. Asistimos a la política como teatro y la prensa actual es el escenario cochambroso donde los guiñoles representan el drama con el que intentan despistarnos. Todos los que aparentemente no interesan al sistema, todos los que están recogiendo los frutos del descontento de los ciudadanos occidentales con sus élites corruptas, son catalogados inmediatamente como populistas y hasta algunos sesudos analistas son capaces de explicar todo desde el mismo punto de vista y consideran que Podemos, Donald Trump, el Frente Nacional de Le Pen y la defensa de la soberanía y tradición de Hungría o del Reino Unido frente a la Unión Europea es todo lo mismo… (Blas Piñar Pinedo – Razón Española)

Sufrir para Dios

Sufrí mucho durante tres días, pero una extraña fuerza entró en mi alma. Me alegré de poder sufrir para Dios y para las almas que habían obtenido su misericordia en esos días. Al ver tantas almas que habían obtenido la misericordia de Dios en esos días, considero nada las fatigas y el sufrimiento aunque sean las más grandes y aunque duren hasta el fin del mundo, porque ellos tienen límite mientras las almas que se han convertido (son salvadas) de los tormentos que nunca tienen fin. (Santa María Faustina Kowalska – Diario – La Divina Misericordia en mi alma)

Unidad política

Las Cortes castellanas, aragonesas, catalanas, navarras y valencianas expresaban la idea federativa, y por eso, aún en esos tiempos llamados de absolutismo, al frente de los documentos reales se ponía siempre: “Rey de León y de Castilla, de Aragón y de Navarra, Conde de Barcelona, Señor de Vizcaya” y, hasta de Molina, para indicar como en todos esos Estados distintos, al venir a formar una unidad política común, para lo que a esas diferentes constituciones regionales se refería, tenía el poder central, personificado en el Rey, diferentes intervenciones. (Juan Vázquez de Mella – El Verbo de la Tradición)

Periódico liberal

Honrar un católico, sobre todo si es sacerdote, a un periódico liberal con su colaboración, es manifiestamente favorecerle con el prestigio de su firma, aunque con ella no se defienda la parte mala del periódico, aunque con ella se disienta de esta misma parte mala. Se dirá tal vez que con escribir allí se logra hacer oír la voz del bien por muchos que en otro periódico no la escucharían. Es verdad; pero también la firma del hombre bueno sirve allí de abonar tal periódico a la vista de los lectores poco hábiles en distinguir las doctrinas de un redactor de las de su vecino; y así, lo que se pretendía fuese contrapeso y compensación del mal, se convierte para la generalidad en efectiva recomendación de él. (Sardá y Salvany – El liberalismo es pecado)

El liberalismo lleva al vicio

En esta operatividad, el liberalismo no es neutro. Es la mano amiga del error, de la falsedad, de la mistificación y del vicio. Los necesita para que su sistema funcione. Si sólo la verdad y la virtud se expresaran por los canales comunicacionales que el régimen liberal ideó, la duda no podría servir de principio político configurativo. En consecuencia, es sólo en el esquema liberal donde el vínculo entre libertad de expresión y verdad se vuelve problemático. Pues la juntura entre ambos elementos se hace cuestionable por definición. (Julio Alvear Téllez – Verbo)