1. El Alzamiento militar

el pueblo con francoAl Ejército no le es lícito sublevarse contra un partido ni contra una Constitución porque no le gusten; pero tiene el deber de levantarse en armas para defender a la Patria cuando está en peligro de muerte.

(19-VII-1937: Declaraciones a «ABC», de Sevilla.)

  1. Levantamiento de la nación

La nación, consciente de su destino histórico, se ha levantado para defender las esencias de su vida y, cumpliendo otra vez misteriosos designios, para defender también las esencias de una civilización que nos es común.

(2-VIII-1937: Salamanca.)

  1. España y la civilización mundial

Lo mismo que España salvó la civilización mundial en la batalla de Lepanto, ahora ha emprendido otro acto histórico semejante contra la amenaza presente, no menos peligrosa.

(7-VIII-1937: Declaraciones a «Collier’s».)

  1. Ante la revolución comunista

Los jefes del Ejército no intervinieron hasta tener la convicción de que solamente su acción podía salvar al país de la ruina completa. Se decidieron a actuar el día que supieron que los elementos extremistas del Frente Popular preparaban una revolución comunista —de tipo soviético— para apoderarse del Poder.

(15-VIII-1937: «La Revue Belge»)