Pablo

Mahatma Ghandi

San Florencio de Orange, ObispoTomando la parte por el todo, tomando la expresión pacífica como muestra de justicia, acaban con el gran pacifista moderno: Mahatma Ghandi, el icono del pacifismo contemporáneo que provocó la descolonización más sangrienta de todo el siglo XX, más que la de Israel y Palestina. Y la cosa acabó en lo opuesto a lo deseado por Ghandi: tres países en lugar de uno, uno empobrecido para los restos y los otros dos en tensión, cuando no, guerra permanente. (HISPANIDAD)

No se debe mariposear

No se debe mariposear: en esto obedezco y en esto no. Porque andar eligiendo y obedecer en una cosa y en otras no, lleva consigo perder el mérito de la obediencia. Hacemos lo que nos gusta, lo que complace al natural. No queremos llevar una vida sobrenatural seria. Hay que ser constante en la obediencia, “porque hacer con gozo una cosa por una sola vez que se nos manda, o cuando nos viniere bien, cuesta muy poco, pero cuando te dicen: Harás esto mismo mientras vivieres, en eso está la virtud, en eso la dificultad” (San Francisco de Sales). (Julián Jarabo Ruiz – AVE MARÍA)

Recibe luz

En nuestras almas vive Dios y nos hace vivir su vida. “Ahí es, pues, donde hemos de permanecer si queremos recibir sus visitas”. El P. Neubert hace notar que si bien “a primera vista parece que esta concentración del alma en su interior la deja en el vacío y en la inacción”, “si cree y ama, bien pronto siente que ahí es donde toma contacto con Dios, y recibe luz, fuerza y fecundidad”. En efecto, “percibe mejor las realidades divinas, ya que no se lo impiden las cosas exteriores, y sobre todo porque la iluminan las luces del Espíritu Santo. (P. Ramón Olmos mCR. – AVE MARÍA)

El terror que destruye y elimina

¿No cree usted que hay un cierto paralelismo entre la insurrección de la Vendée y la de los Cristeros mejicanos? -Absolutamente, sí. Los verdugos son allí los mismos que en la Francia de 1793. Quieren crear el hombre nuevo, desarraigado, laico. Los métodos son los mismos: el terror que destruye y elimina. En cuanto a las víctimas, son idénticas: las gentes que luchan por ser libres, sobre todo por ser libres para creer. (Dr. Reynald Secher – AVE MARÍA)

Elogios a la Reina Isabel

El coro de quienes dedican a la Reina Isabel de Castilla elogios extremos es innumerable. Y sorprendente, porque integran ese coro tanto españoles como extranjeros, católicos o increyentes. Quienes denigran su memoria manifiestan su ignorancia o su malicia, Erasmus Darwin (1731-1802), naturalista y filósofo británico -abuelo del biólogo evolucionista- hacia 1800, ante la cámara de los Comunes, se declaraba admirado “por cómo tratan los españoles a los indios como semejantes, incluso formando familias mestizas y creando para ellas hospitales y universidades, pues he conocido alcaldes, obispos y hasta militares indígenas, lo que redunda en paz social y bienestar”. Dato publicado por Antonio Escohotado. Washington Irving (1783-1859), escritor estadounidense: “Es admirable la íntima dependencia que la felicidad de las naciones tiene, a veces, de las virtudes de ciertos individuos… Fue el suyo (Isabel la Católica) uno de los más puros espíritus que jamás gobernara la suerte de las naciones”. Pío XII, al recibir a un embajador de la América hispana: “Venís de aquellas tierras del Nuevo Mundo hacia las que volvieron los ojos moribundos de la gran Isabel, en cuyo espíritu singular querríamos evocar no tanto la fortaleza de su visión política, cuanto las ansias maternales de paz dictadas por un concepto profundamente cristiano de la vida, que pedía, para los que llamaba sus hijos de América, un trato de dulzura y devoción”. (AAS 1951, 794). (José María Iraburu)

Pura adoración

Sintiéndonos mirados por Dios no nos atrevemos a levantar los ojos sino que los bajamos de pura cercanía; así el mirar se convierte en un no mirar, en pura adoración. En humilde silencio adoramos lo inefable. Bajar los ojos. Uno no mira para no llamar la atención, para no hacer de interlocutor y dejar así a Dios ser todo en todo. Dejo que la voluntad de Dios se despliegue en mí y consiga la victoria de su presencia en mi vida. Como Jesús, entregándose a la no comprensible voluntad del Padre, como María entregándose al puro “hágase” sin límites ni fines. (TRINIDAD Y LIBERACIÓN)

Pudor y castidad  (100)

El celibato es amor total a Jesucristo, que permite “unirse más al Señor, libres de impedimentos” (1ª Cor 7, 35). Es, pues, enamoramiento de Cristo Esposo, que debe excluir toda fuga afectiva y toda compensación ilícita. La unión virginal con Cristo Esposo es tan perfecta, que a su imagen debe ser la unión conyugal del matrimonio cristiano (Ef. 5, 22-33). Sin embargo, como ya he dicho, conocemos más el amor conyugal que el amor virginal, más misterioso, y por eso iluminamos éste con analogías tomadas de aquél. (José María Iraburu)

El padre Solá habla del demonio (16)

El capitalismo ha sabido absorber en un culto máximo, como suele decirse, el marxismo. Le ha tomado todo aquello que le convenía y ha evitado todo aquello que le convenía a los otros. Esto necesita, para llegar a esto, se necesita un cerebro que no es humano. Para poderlo hacer de la forma que se ha hecho y tan fríamente como se ha hecho. Que dos o tres cerebros rijan todo el mundo de esta forma como se hace ahora, esto es algo totalmente diabólico, y ésta es la acción más importante y peor del diablo. (P. Francisco de Paula Solá S.J.)