El Consiliario

Santa Irene de Tancor* Los “Intelectuales” que no creen en la verdad, creen en sus errores.

* A la vista está. La Revolución democratista quiere destruir el sentido común. La verdad no es la realidad. La verdad es fantasía, pura soberbia.

* Herbert Gillessen, escribiendo sobre la catástrofe de su patria, Alemania, dice: “Ya saben ustedes que la Revolución empieza siempre por embrollar, los conceptos y vaciar las palabras de su sentido tradicional”. Estamos en la Revolución Mundial.

* “Si un día os empeñasteis en alejaros de Dios, volveos a buscarlo con redoblado empeño. El mismo que os mandó las desgracias os mandará el gozo eterno de vuestra salvación” (Baruc 4, 28-29). Nuestra misión es pedir a Dios la conversión de los que se alejaron de Dios.