El Párroco

Santa Úrsula* Vivir en un ambiente de confusión, crea sonámbulos, indecisos, despistados, atolondrados, borregos…

* Dicen que estamos en un cambio de culturas, de civilización: No habrá que trabajar ni pensar. La diosa será: nada, nada y nada. El final el infierno.

* La doctrina de la Iglesia sobre el infierno es una llamada a la responsabilidad de las personas en el uso de su libertad, en relación con nuestro destino eterno: Cielo o infierno.

* Fray Thomás Rosica, ha dicho: “La Iglesia no existe para dominar las conciencias de las personas”. Evidente. La Iglesia forma rectamente las conciencias de las personas para que se salven eternamente.