Padre Cano, m.C.R.

San Juan de Capistrano* La verdad es universal, eterna, es Dios. Si no la busco, no deja de existir.

* El demonio sugiere siempre dudas y temores. Somos ¡Hijos de Dios y herederos del Cielo!

* Hay cánceres políticos y religiosos que están destruyendo la vida social y religiosa.

* Por mucho que combatamos los nobles combates de la fe, la vida es breve y la gloria eterna. ¡Adelante!

* No debemos dar vueltas y más vueltas a los problemas que en realidad, son bobadas. Nos atontamos.

* El orgulloso se ciega asimismo, endurece el corazón y busca razones -sin razón- para autojustificarse.

* El padre Alba nos recordaba, frecuentemente, el magis -más- de San Ignacio de Loyola, para no quedarnos en la mediocridad.