Padre Martínez m.C.R.

San Ernesto de Zwiefalten - Abad* Pregunta: ¿Un Papa puede condenarse eternamente en el infierno? Sí, si muere en pecado mortal.

* En los ojos de los niños y las niñas vemos su sencillez, su inocencia, su serenidad, su alegría… son hijos de Dios.

* El corazón de Jesús fue destrozado en la cruz por nuestros pecados. Ahora está vivo en el Sagrario esperándonos.

* La Virgen estaba junto a la cruz de Cristo. Sufría. Pero esperaba día gozoso de abrazar de nuevo a su Hijo resucitado.

* En la Encarnación, el Verbo de Dios se hizo hombre. El Hijo eterno de Dios se ha unido a la Humanidad ¡Somos hermanos de Cristo!

* Eso que llaman “Alegría” los mundanados no tiene que ver con la alegría cristiana, que sale a raudales por los ojos de quienes viven santamente.